Condensadores
Interesante

Los condensadores electrolíticos y sus diferencias con el resto de condensadores

Un condensador electrolítico es un tipo de condensador que emplea un líquido iónico conductor como una de sus placas. Especialmente indicados en circuitos eléctricos con relativa alta corriente y baja frecuencia, es el tipo de condensador de mayor capacidad, ya que se recurre a reducir la separación entre las placas y a aumentar el área enfrentada de las mismas.

En realidad, los condensadores electrolíticos deben su nombre a que el material dieléctrico que contienen, que se aplica en estado líquido, es un ácido llamado electrolito. Esto lo podemos ver mucho mejor en Dachs, un distribuidor de condensadores electrolíticos de marcas reconocidas a nivel mundial.

Un condensador polarizado y de gran capacidad

Los condensadores electrolíticos son un tipo de condensador polarizado. Quiere esto decir que se trata de un condensador que tiene un lado positivo y uno negativo, por lo que siempre tiene que llegarle el voltaje positivo por la misma patilla. De lo contrario, el condensador quedará totalmente inutilizado.

Su capacidad es muy alta, estando por lo general por encima de 1 microfaradio (uF). Hay que señalar que la capacidad de un condensador se mide en faradios, una unidad de medida enorme, por lo que la mayoría de condensadores son de fracciones de un faradio.

Estos condensadores, como comentamos al principio, se suelen emplear en aplicaciones de baja frecuencia, especialmente como fuente de alimentación, aplicaciones de acoplamiento y desacoplamiento de audio, etc. ya que tienen un límite de frecuencia que se sitúa en torno a los 100 kHz.

Condensadores electroliticos

Tipos de condensadores más comunes

El amplio catálogo de condensadores que posee Dachs atiende a la enorme gama que hay en el mercado. Suelen distinguirse por su material de fabricación, por la capacidad que poseen o por el voltaje que soportan.

Además de los condensadores electrolíticos, los tipos más comunes son los siguientes:

  • Condensadores de mica: no polarizados, son ideales para voltajes y frecuencias muy altas
  • Condensadores plásticos: no polarizados, cambian su nivel de capacidad dependiendo del tipo de plástico (poliéster, polipropileno, policarbonato, etc.)
  • Condensadores de tantalio: un condensador polarizado que posee una mayor precisión que un condensador electrolítico estándar
  • Condensadores variables: tanto polarizados como no polarizados, se caracterizan porque pueden variar su capacidad mediante una de las dos placas que lo componen

En definitiva, para escoger el condensador que más se ajusta a nuestras necesidades habrá que identificar qué clase de circuito o aparato tenemos. Evidentemente, también habrá que tener en cuenta la capacidad y el voltaje para reconocer el más adecuado. De esta manera, podremos hacernos con el más indicado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.