Evo2 gancho de grúa automático
Interesante

Evo2: El Gancho de grúa automático para tu negocio

Hay sectores y negocios en los que es obligatorio trabajar con cargas pesadas y voluminosas. No hay que mirar solo a la construcción, también se puede contemplar a la mecánica, al automovilismo e incluso a la tecnología en general. Sea en talleres, en naves o almacenes, hay un elemento que los une a todos cuando se habla de trabajar con algo de grandes dimensiones y peso: un gancho.

Puede parecer un elemento bastante prescindible, pero lo cierto es que es esencial en el día a día de muchas empresas. No en vano y, a pesar de, su aparente simpleza, es un mecanismo que también ha ido evolucionando con el paso del tiempo para adaptarse a las nuevas necesidades y ofrecer más facilidades a los operarios. Por eso ya podemos hablar de la existencia de ganchos automáticos y casos especialmente representativos de estos, como es el gancho automático evo2.

Elebia encabeza la nueva gama de ganchos automatizados

Los ganchos para grúas pueden ir desde lo más tradicional, con acción manual, hasta lo más vanguardista, con sistema de imantado y cierre y apertura en remoto. Los dispositivos más modenos cuentan incluso con total autonomía para que el proceso no dependa de un tercero. Así, el operario solo tiene que dirigir la grúa y dejar que el gancho se encargue de hacer su trabajo cuando corresponda, sin tener que interferir ni accionar nada manualmente.

Un sistema que se puede ver en propuestas como el gancho evo2, el cual pesa 7 kilogramos, pero es capaz de soportar una carga de trabajo máxima de 2.500 kilogramos. Gracias a un diseño que, a pesar de ser más compacto, pequeño y ligero, le permite trabajar con mucha más presión que otros modelos anteriores. Aunque lo realmente interesante de esta propuesta no es tanto su peso o su tamaño, sino su mecanismo y cómo funciona.

Cuenta con un sistema de pestillo automático que se retrae solo cuando se abre el gancho. Así, los operarios pueden evitar que esta parte sufra cualquier tipo de impacto o daños a la hora de desplazarlo mientras trabajan con cargas. Para que esto funcione, obviamente, necesitan contar con un sistema de batería que, en los últimos modelos de esta compañía, ofrece una semana entera de trabajo tras tan solo tres horas de carga. Una buena cifra de rendimiento, desde luego.

¿Y realmente otorga ventajas o beneficios un sistema como este? A priori, puede parecer que no es algo del todo necesario. Sin embargo, solo hay que pensar en grandes construcciones o incluso en almacenes que trabajen con cargas peligrosas para darse cuenta de que este tipo de ganchos, aparte de dar más facilidades, simplemente eran necesarios.

¿Qué ventajas ofrecen los ganchos automáticos?

La primera y más llamativa para cualquier empresa es el aumento de la productividad. Los procesos de carga y descarga se vuelven mucho más eficientes con este tipo de ganchos, ya que automatiza ciertas partes del procedimiento. Además, también ahorra el uso de otra maquinaria adicional gracias a todo el mecanismo de la grúa. No es tan necesario contar con carretillas, cestas o demás máquinas que se pudieran emplear para desplazar toda la carga una vez elevada y recolocada. Asimismo, el riesgo de lesión se reduce considerablemente.

Este aspecto que acabamos de mencionar es especialmente interesante, ya que los accidentes laborales y la seguridad en el ambiente de trabajo son una de las asignaturas más importantes a las que se enfrenta cualquier empresa. Al contar con un sistema de cierre automático, no se requiere la intervención directa y manual del operador, por lo que la exposición al riesgo es mucho menor. Es un hecho demostrado que, con esta herramienta de por medio, hay menos bajas laborales por accidente en el trabajo.

De hecho, también se reduce la exposición a posibles elementos tóxicos por esa misma razón. Por otro lado, para los trabajadores también garantiza unas mejores condiciones. Su confort es mayor y su eficiencia mayor. Están más seguros, les es mucho más cómodo operar con la grúa y pueden llevar a cabo sus labores en menos tiempo. En definitiva, es todo ventaja para ellos, al igual que para la empresa en la que trabajan.

Con todo esto, demuestran ser un elemento que, más que aconsejable, ya se vuelve necesario para toda empresa que trabaje con objetos de gran tamaño y/o peso. La tecnología no solo se presta a las grandes cosas, también se presta a los pequeños detalles, a aquellos elementos que suelen pasar desapercibidos, pero que pueden marcar la diferencia. A la vista está con esta solución, porque aunque parezca sencilla y pequeña, puede ofrecer tantísimo a una empresa que es imposible dejarla pasar.

Todo esto es lo que ha hecho que los ganchos automáticos proliferen tanto en los últimos años. Su presencia es ya casi un estándar y, donde no está presente, lo estará pronto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.