Alquilar Vivienda
Interesante

Cómo alquilar una vivienda con seguridad

Se habla mucho de lo que debe buscar un inquilino al escoger una vivienda de alquiler. ¿Pero qué hay del propietario?

Según los últimos informes inmobiliarios, prácticamente la cuarta parte de la población española vive de alquiler. Una situación que se ha visto impulsada en los últimos años por la falta de acceso a crédito. Y que en algunos casos también ha influido en un aumento de los precios. En cualquier caso, lo cierto es que hay cada vez más gente dispuesta a vivir en un piso alquilado, una oportunidad para quienes quieren invertir en propiedades.

Resulta cuanto menos curioso que cuando se habla de alquilar, la mayoría de las veces se habla de lo que debe hacer quien busca vivienda. Sin embargo el propietario apenas tiene información al respecto. Por eso hemos reunido algunos detalles importantes para poner una vivienda en alquiler y evitar algunos de los problemas más habituales.

Escoger al inquilino

Lo mejor para no encontrarse con inquilinos morosos o problemáticos es hacer una selección. Es cierto que algunos aspectos no se pueden evaluar a simple vista, aunque otros sí. Por ejemplo, comprobar que la persona interesada en alquilar es solvente o si ha tenido algún problema en otras viviendas.

Alquilar una Vivienda con Seguridad

Hay registros de morosos en los que se puede comprobar si el futuro inquilino aparece, señal de que es un riesgo. En estos casos se puede solicitar alguna garantía o directamente decidir no alquilarle la propiedad.

También es posible pedirle documentación como nómina o vida laboral para saber si tiene estabilidad y solvencia. Como propietario existe este derecho, aunque como se trata de datos sensibles es posible que haya ciertas reticencias a entregarlos. Contar con un gestor de comunidades puede romper esa barrera, ya que cuando se trata de un profesional nos mostramos más dispuestos a mostrar esta información.

Pedir avales

El propietario puede solicitar que el inquilino presente un aval para garantizar el pago del alquiler. Este puede ser una tercera persona o una entidad que en caso de que estos pagos dejen de hacerse, se encargará de atender la deuda.

Es importante tener en cuenta que al no ser algo fácil de conseguir, solicitar un aval puede hacer más complicado el conseguir un inquilino.

Contratar un seguro de impagos

Para tener un alquiler seguro se puede contratar una póliza que cubra el riesgo de impagos. Algunos propietarios prefieren hacer esto en lugar de solicitar un aval, y muchos inquilinos están dispuestos a contratarlo si con ello no necesitan buscar un avalista o pagar una fianza. Cada vez hay más entidades que ofrecen estos seguros, con diversas coberturas en función de las necesidades que existan.

Alquilar una Vivienda

Hay pólizas básicas, que se encargan únicamente de cubrir el riesgo de impago por parte del inquilino. Otras disponen de garantías ampliadas, como daños que se hayan ocasionado, gastos en caso de llegar a un juicio para proceder al desahucio, etc. El coste del seguro dependerá de estas coberturas, así como de cuál es la mensualidad que se paga o la tarifa de la compañía. El pago de este lo puede asumir tanto el propietario como el inquilino, dependiendo de lo que se acuerde.

Alquilar a través de una agencia

Uno de los mejores métodos para garantizar la seguridad si tenemos una vivienda en alquiler es trabajar con profesionales. Hay quien se resiste a hacerlo porque no quiere tener que pagar una comisión por alquilar su propiedad, y prefiere tratar de llegar a un acuerdo con el inquilino sin intermediarios.

No hay nada malo en alquilar una vivienda a otra persona de este modo, siempre y cuando se cumplan con los requisitos que marca la ley, como firmar un contrato y declarar los ingresos. En caso contrario puede haber problemas, tanto de tipo legal si se detecta que el alquiler no está declarado, como la imposibilidad de reclamar un impago al no poder mostrar un contrato.

La labor de una inmobiliaria es más que simplemente cobrar por conectar a propietario e inquilino. Para empezar, al ser expertos en el mercado, pueden orientar en aspectos como el precio que se puede pedir por el alquiler. También es posible que tengan personas interesadas en alquilar, lo cual reduce mucho el tiempo de espera a la hora de obtener rendimiento por la propiedad. Por no hablar de que hay quien prefiere alquilar a través de una agencia porque aporta garantías. Desde negociar las condiciones más interesantes hasta gestionarlo todo para que no haya que desplazarse a otro lugar de forma innecesaria.

Alquilar Agencia Inmobiliaria

En realidad, la comisión que recibe una agencia es dinero bien invertido. Sobre todo porque da seguridad de que el inquilino que nos envíen ya ha sido investigado y se ha comprobado que es solvente y cumple con los requisitos que solicitamos.

Reformar para mejorar su atractivo

A menudo se adquieren o heredan viviendas cuyo fin suele ser el alquiler. El problema muchas veces es que son propiedades que tienen poco o ningún atractivo para incentivar a convertirse en inquilinos.

En estos casos puede haber dos opciones. La primera es bajar el precio para que sea un chollo alquilar. La segunda es más interesante, ya que permite aumentar el beneficio a medio y largo plazo. Se trata de reformar la vivienda y convertirla en un espacio moderno, atractivo y funcional. Las viviendas reformadas se alquilan mucho antes y por más dinero que las casas a las que no se les ha hecho nada, por lo que un arquitecto para reformas es la mejor manera de revalorizar la propiedad y conseguir antes el objetivo de alquilarla.

Además, la reforma es una medida preventiva frente a averías. En edificios que tienen cierta antigüedad, instalaciones como la fontanería o la electricidad pueden estar en mal estado sin que se aprecie a simple vista. Con tuberías nuevas o una instalación eléctrica moderna, se alarga la vida útil de la casa y no habrá que lamentar incidentes como cortocircuitos o fugas de agua.

Estos 5 consejos para propietarios seguro que te serán de ayuda si tienes una vivienda y te planteas alquilarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.