Detectores de metales
Interesante

¿Cómo funcionan los detectores de metales?

Todos conocemos de su existencia pero normalmente sabemos muy poco sobre su funcionamiento. Los detectores de metales son equipos electrónicos que funcionan emitiendo un campo electromagnético desde una bobina, con el objetivo de localizar objetos metálicos a determinada distancia, siendo realmente útiles como herramientas de seguridad.

El funcionamiento básico de un detector de metales es entendible por cualquier persona. Sin embargo, en las siguientes líneas vamos a profundizar en el tema y aprender los principios científicos que permiten el funcionamiento de los detectores de metales, además de conocer sus usos más comunes y las pautas básicas para adquirir esta clase de dispositivos.

¿Cómo funciona un detector de metales?

Un detector de metales funciona gracias a una bobina que emite una señal electromagnética. Cuando esta señal se apunta en determinada dirección, los objetos metálicos que aparezcan dentro del campo magnético se cargan de energía y transmiten su propio campo, que es percibido de manera inmediata por la bonita emisora, la cual emite una alerta al usuario.

Detector de metales

La parte más interesante de saber cómo funciona un detector de metales es su capacidad de discriminar entre diferentes tipos de metales, indicándole al usuario si el tipo de metal localizado es relevante de alguna forma. Esto es necesario cuando se utilizan los detectores de metales para localizar armas de fuego o para detectar metales valiosos en el terreno, descartando la basura y los desechos metálicos.

En general, y dependiendo del tipo de dispositivo y su uso, los detectores de metales se componen por algunas partes indispensables para su funcionamiento, como la caja de control que contiene los circuitos, los controladores, el altavoz, batería y resto de componentes; así como la barra ajustable que permite el control de la bobina, la cual es fundamental para la operación del dispositivo.

¿Cuáles son los usos que tiene un detector de metales?

Los detectores de metales son dispositivos que tienen una gran variedad de usos prácticos en la vida moderna. Entre los más comunes, nos encontramos con los siguientes:

  • Seguridad. Se trata de uno de los usos más comunes de los detectores de metales y usualmente se ubican en áreas de acceso restringido como aeropuertos y edificios, para el escaneo de seguridad de las personas que ingresan al registro, intentando determinar si son portadores de armas de cualquier tipo que puedan poner en peligro la seguridad y vida del resto de visitantes.
  • A nivel industrial. Dado que los metales intervienen en una gran variedad de procesos industriales, estos dispositivos se utilizan con frecuencia para alertar la existencia de metales en alimentos, bebidas y medicamentos en su recorrido por la línea de producción.
  • Arqueología. Desde hace muchos años los arqueólogos utilizan detectores de metales en sus búsquedas, permitiendo facilitar la localización de objetos metálicos de posible valor histórico en determinadas zonas.
  • Aficionados. Cualquier persona puede comprar y utilizar libremente un detector de metales para buscar monedas, objetos históricos, oro, joyas y otros metales de valor en espacios públicos, convirtiéndose en un pasatiempo interesante y bastante popular en los países desarrollados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.