Mejores tipos y marcas de calderas
Interesante

Mejores tipos y marcas de calderas

Las calderas se han convertido en una de las alternativas más populares para calentar el ambiente y el agua de los hogares. Asimismo, su uso permite un perfecto confort al ofrecernos una cálida atmósfera y un seguro suministro de agua.

Contar con una caldera que nos proporcione un óptimo sistema de calefacción es de gran utilidad y permite disfrutar de la mayor comodidad en ciertas estaciones.  El invierno es una de las temporadas del año cuando es vital su uso, ya que permite mantener un entorno adecuado frente a las bajas temperaturas.

¿Qué es una caldera?

Las calderas son recipientes metálicos y cerrados que calientan el agua y producen vapor, a través de una fuente de combustible. El vapor de agua generado se concentra en un punto específico para proporcionar el calor necesario para climatizar distintas zonas del hogar.

Los nuevos modelos de calderas han incorporado mejoras técnicas, las cuales se han encargado de cubrir las necesidades de las familias ante temperaturas extremas. 

Principales tipos de calderas:

Los distintos tipos de calderas tienen el mismo objetivo, el cual es generar el calor para calentar las áreas que más se necesiten en el hogar. Por ello, lo que diferencia a los tipos de calderas es la manera en que entra el aire para la combustión y el combustible que utilizado para generar el calentamiento del agua.

A continuación, conoceremos los principales tipos de calderas disponibles en el mercado: 

Calderas de gasoil

Como su nombre lo indica, las calderas de gasoil se caracterizan por utilizar este tipo de combustible, y se destacan por ser muy respetuosas con el medio ambiente. Asimismo, las calderas de gasoil aseguran un correcto calentamiento del agua y climatización del ambiente para nuestra comodidad.

Las calderas de gasoil son perfectas para lugares más apartados, donde es más complicado el uso de otros combustibles como el gas o el propano. Por otra parte, estas calderas son muy versátiles y su mantenimiento es sencillo, lo que las ubica como uno de los modelos más prácticos del mercado.

Calderas de gas

Las calderas de gas han sido una de las más habituales por mucho tiempo, las cuales funcionan mediante el uso de combustibles gaseosos como el gas natural o el gas butano. Los modernos modelos de calderas de gas han incorporado innovadores sistemas para ayudar al medioambiente al expulsar la menor cantidad de CO2 posible.

Las calderas de gas se dividen en varios tipos, diferenciándose de su funcionamiento al generar calor. A continuación, detallamos los principales tipos de calderas de gas:

  • Calderas estancas: son una de las calderas más seguras para nuestro hogar, ya que se expulsan los gases emitidos hacia el exterior de nuestra vivienda.
  • Calderas de condensación: ofrecen la posibilidad de reutilizar la energía producida por el vapor de agua, aumentando su eficiencia en el consumo de combustible.
  • Calderas atmosféricas: estas calderas se caracterizan por ser mucho más contaminantes que el resto, su uso está obsoleto por los mejores modelos que hay en el mercado.
  • Calderas mixtas: se caracterizan por poseer dos circuitos separados, uno para la calefacción y otro para el agua caliente.

Calderas eléctricas

Las calderas eléctricas son modelos mucho más actuales que se caracterizan por estar generalmente en entornos más urbanos. Este tipo de caldera no usa ningún tipo de combustible para generar combustión ni el flujo de gas, ya que utiliza la energía eléctrica para realizar su proceso.

Una de las mayores ventajas de las calderas eléctricas es la posibilidad de adaptar la potencia que se usa, lo que nos permite una mayor eficiencia energética que contribuye al ahorro.

Calderas de Biomasa

Estas calderas usan restos orgánicos para generar el calor necesario que proporcione un ambiente cálido en el hogar. Debido a ello, las calderas de Biomasa ofrecen un ahorro importante en combustible aprovechando materiales orgánicos como la madera para su funcionamiento.

Las calderas de biomasa se caracterizan por ser respetuosas con la naturaleza, gracias a su manera de generar calor.

Al conocer los diferentes tipos de calderas tenemos la posibilidad de tomar la mejor decisión al momento escoger el modelo que mejor se adapte a nuestras necesidades. Asimismo, debemos tener en cuenta el combustible y el sistema que vamos a escoger, para garantizar un invierno totalmente cómodo y cálido en nuestros hogares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.