Presupuesto de reforma
Interesante

Presupuesto de reforma, un documento esencial

Es muy probable que, en algún momento, se decida hacer una reforma, ya sea en la vivienda o en el local comercial que se posea. El presupuesto para llevarla a cabo es fundamental para poder comparar la empresa más conveniente para llevar a cabo el proyecto y para que el propietario pueda comprobar que los trabajos se llevan a cabo tal y como figuran en él.

Un presupuesto para una reforma sirve como carta de presentación de la empresa interesada en llevar a cabo los trabajos. En él se podrá tener una primera impresión sobre la calidad de los trabajos. Si su presentación es coherente y está bien estructurada, dará pie a pensar que son gente seria y profesional.

Este documento deberá estar dividido en diferentes partidas, según la reforma que se vaya a llevar a cabo; derribos y retirada de escombros, fontanería, electricidad, cocina, baños, carpintería (aluminio y madera) … De este modo, el contratista, la persona encargada o interesada en la reforma, podrá comprender y seleccionar los trabajos según le interese, así como el coste de cada uno de ellos de manera rápida y eficaz.

¿Cómo debe ser un presupuesto de reformas?

De todos los elementos que hay que tener presentes a la hora de afrontar una reforma, posiblemente, lo más importante sea la elección del equipo profesional que la llevará a cabo. Para decidirse en este sentido, hay que realizar una investigación previa, preguntando a amigos y familiares, consultando foros especializados o webs de estas empresas donde se puedan ver fotografías de sus trabajos.

Una vez se tenga una lista de tres, cuatro o cinco empresas candidatas, se les pedirá sendos presupuestos de reformas a cada una de ellas para compararlos y tomar la decisión más conveniente. Pero, para elegir sin equivocarse, primero hay que saber qué es lo que debe figurar en esta documentación.

Como norma general, el presupuesto de reformas debe llevar incluido a nivel técnico los datos de la empresa, los datos de la vivienda, los servicios que se vayan a llevar a cabo (demolición, carpintería, pintura, cocina…), el material que se va a utilizar, los metros cuadrados sobre los que se va a actuar y el tiempo que se va a tardar en completar la reforma. Por supuesto, la parte más importante son los precios en los que deben incluirse tanto la mano de obra como los materiales, indicando su valor con y sin IVA. Así mismo, es interesante que lleven un espacio en blanco para acotaciones, anotaciones y para la posible incorporación de algún trabajo.

Cómo llevar a cabo una buena elección del presupuesto

Con todos los presupuestos encima de la mesa se deberá proceder a una minuciosa observación y comparativa. El ganador no tiene por qué ser necesariamente el más económico, de hecho, lo más habitual es elegir uno que sirva de media entre todos.

Estos presupuestos servirán, en muchos casos, para corroborar las recomendaciones que se han recibido de los amigos, vecinos y familiares que ya hayan trabajado con alguno de ellos. Si se confirma que cumple con todos y cada uno de los detalles aportados en el presupuesto, la elección final estará más clara. Es por esto que Reformas Castroes siempre la elegida cuando presenta un presupuesto y es comparado con otras empresas. La exactitud de su presupuesto, la excelente relación que se establece entre la calidad de los materiales, los buenos trabajos de sus profesionales y el precio, junto a las reseñas de sus numerosos clientes, lo han convertido en referentes absolutos en la Comunidad de Madrid.

La intervención del interesado en el presupuesto

Es un error creer que el presupuesto es una cuestión exclusiva de la empresa que ofrece los servicios de reforma. En este tipo de documento intervienen las dos partes y el cliente tiene derecho a intervenir en su elaboración.

Es en el presupuesto final es donde deberá aplicar el interesado con más intensidad sus propias ideas, además de considerar que puede darse una reducción final en plano económico. Por otro lado, también puede incluir o eliminar partidas que completen o no sean necesarias para llevar a cabo su proyecto.

Otro elemento importante en la definición de este presupuesto puede referirse a los tiempos, que podrán cambiar en función de la necesidad o interés del propietario del inmueble. Si requiere que se terminen antes de lo presupuestado, la empresa podría incorporar más trabajadores, lo que conllevaría un aumento del coste total. Sin embargo, también sería posible dilatarlo en el tiempo, que los profesionales trabajasen solo cuando a ellos les viniera bien, pues no hay prisa alguna en terminar los trabajos. En este caso, la organización encargada de la reforma podría reducir la tarifa total, ya que acudirían cuando no estuvieran atendiendo a otros clientes.

Por último, el cliente podrá incluir en el presupuesto cualquier dato que crea útil o interesante y que quede de este modo patente en el formulario. Una vez definido por ambas partes se procederá a la firma, quedando un documento vinculante que podría ser utilizado en un juicio si alguno de los firmantes incumpliera su parte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.