Cuidador en Barcelona que saber
Interesante

¿Qué debes saber si necesitas un cuidador en Barcelona?

Puedes requerir los servicios de un cuidador para personas mayores y dependientes en Barcelona por múltiples motivos, ya sea que tengas un familiar en casa que no puedes dejar solo, que pueda requerir de atención continua por problemas de movilidad o que tenga alguna enfermedad que requiera de una supervisión constante.

Un cuidador estará pendiente en todo momento

Lo principal es tener siempre a mano los números de los profesionales de la salud que llevan el control de tu pariente. A la hora de precisar alguna información tal vez te sirva informarte bien.

Estos llevan un registro de la ingesta de los medicamentos del paciente, así como cualquier otro cosa que sea necesario recordar, como el nivel de tensión arterial, subidas de fiebre, entre otros.

Si la persona se encuentra en una cama postrada estos profesionales se preocupan de mantener el vigor de los músculos o articulaciones que no ejercite. Conocen todas las cremas o productos que deben emplearse para evitar escaras u otras afecciones en la piel.

Cuidadores en Barcelona

Mantienen la zona del cuidado limpia y en orden. No hay nada más reconfortante que un lugar que se vea y huela bien. Lo más importante de los cuidadores de Barcelona que se ocupan de las personas mayores y dependientes es que realizan todos los cuidados con amor.

Estos profesionales ayudarán a la familia a que se mentalicen, ya que lidiar con personas que te absorben el tiempo y limitan las cosas que pudieses hacer a diario puede ser algo bastante difícil de llevar. De esta forma la actitud del familiar como la del enfermo será mucho más positiva.

Documéntate y aprende, no dudes en buscar información y preguntar a los cuidadores la mejor manera para atender a tu familiar con las condiciones que presente.

No te olvides de realizar un descanso, es importante que no te satures, así que de vez en cuando relájate y ocupa tu mente en otra cosa y por último debes reconocer que la ayuda a personas mayores es necesaria.

Tipos de cuidadores

Hay profesionales en la materia que se encuentran capacitados para ofrecer el servicio de cuidador sean cuales sean tus necesidades, como atención por horas, incluso por la noche, acompañamiento en centros hospitalarios, entre otros.

Los tipos de cuidadores se pueden separar en dos:

Cuidadores formales: son profesionales en la atención y cuidado de terceros, que prestan sus servicios en centros de atención públicos o privados.

Cuidadores informales: son aquellas personas que deciden encargarse por sí mismos de algún familiar o persona cercana que requiere sus cuidados.

¿Cómo sé si mi familiar necesita un cuidador?

Si la persona presenta trastornos psicológicos, de movilidad o tiene que permanecer en cama, necesitarás los servicios de cuidadores de personas dependientes.

Estas personas no se pueden quedar solas en casa. Siempre debería de haber una persona que esté atenta para que estos no intenten hacer cosas que puedan empeorar su salud.

Cuando se tiene a algún familiar con limitaciones o alguna otra condición que necesite los servicios un cuidador, por lo general uno de los familiares se ofrece para cuidarlo, ya que prefieren tenerlos en la comodidad de su casa y atender personalmente a sus parientes.

Como cuidador de personas mayores o dependientes tienes que tener en cuenta:

Debes precisar qué tipo de atención requiere la persona que estas cuidando, probablemente tendrás que contar con ayuda especializada para algunas tareas, como un servicio de enfermería.

Haz una lista de los recursos que requieres para llevar los cuidados de la mejor y más conformante manera, tal vez podrás necesitar camas clínicas, tener a mano bombonas de oxígeno, determinados medicamentos, así como debes asegúrate que el espacio físico en el cual se movilice a la persona esté acondicionado para sus necesidades.

Incluso puede ser muy importante tener barandillas de apoyo en baños, rampas de acceso para sillas de ruedas, etc.

Es conveniente que se establezca más de una persona de apoyo, así en caso de requerirlo puede existir alguien con quien contar al momento de tomar un descanso o tener que hacer otra actividad.

Sigue una rutina, lo mejor para un adulto mayor o para cualquier persona que necesite tener cuidados especiales es que su día sea previsible y controlado.

Deberás seguir una planificación en los horarios para comer, asearse, dar paseos o alguna otra actividad recreativa, despertar o dormir e ingesta de medicamentos, ayudando así evitar los contratiempos por la premura o improvisación.

Como has podido ver la importancia de contratar los servicios de un profesional de Barcelona con experiencia es más que importante, ya que estos están especializados a la hora de atender a este tipo de personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.