embargos como librarse
Interesante

Todo lo que siempre quisiste saber sobre los embargos y cómo librarse de ellos

Considerado como una terrible lacra que asola a los económicamente más débiles de nuestra sociedad, los embargos se han vuelto tan habituales como temidos. Y es que la crisis no deja de golpear, y a medida que el tiempo pasa y no hay recuperación, los golpes son más duros y las defensas están más debilitadas. Por todo esto, creemos que un poco de luz sobre este tema tan actual con toda seguridad nos servirá a muchos que podemos estar sufriendo esta situación de precariedad.

En primer lugar, y para alivio de muchos ciudadanos, debemos aclarar que un embargo no supone la retirada de bienes de nuestra propiedad, sino el acto por el cual un receptor judicial (un funcionario designado por la Corte Suprema, por regla general un abogado, que actúa como ministro de fe) se persona en tu vivienda habitual para tomar nota de todas tus pertenencias, y después de anotarlo todo, se va por donde ha venido.

Esto significa que los objetos apuntados no permanecen dentro del comercio humano, es decir, aunque sigan en el poder del propietario legítimo, del deudor, este no los puede vender, pero puede seguir haciendo uso de ellos. No me negarán que esto en sí representa un respiro.

Pues es en ese momento cuando debemos ponernos las pilas y buscar un prestamo para cancelar embargos y subastas que nos libere de una vez y para siempre de esta pesadilla que acaba de llegar en forma de carta certificada.

Efectivamente, aunque nos pudiera sorprender, existen empresas que ofrecen la oportunidad de contratar un préstamo para cancelar embargos y subastas. Con un método fácil y rápido, suitaprest pone a disposición de su clientela la forma más eficaz de conseguir un préstamo para cancelar embargos y subastas y volver a coger las riendas de sus vidas.

Suitaprest es la solución perfecta para miles de familias que viven bajo la presión de un embargo. Para acceder a este producto financiero, solo se ha de tener una vivienda o un local en propiedad, rellenar un sencillo formulario desde la propia página web, elegir la cantidad que se quiere, que puede oscilar entre 5.000 y 300.000 euros, y la respuesta, que se recibirá en un tiempo siempre menor a las 24 horas y tras un estudio gratuito y sin compromiso alguno, dependerá del valor del inmueble.

Proceso que sigue el embargo de una vivienda

Un embargo de vivienda por deudas se produce como consecuencia de contraer una deuda y no pagarla, entonces el banco al que se le debe el dinero realiza una demanda, que consiste en un embargo con el objetivo de recuperar el dinero adeudado a través de los bienes que son propiedad del deudor.

Un embargo de vivienda por deudas, es decir, un embargo hipotecario, comienza aproximadamente 15 días después del primer recibo sin pagar, el deudor deberá recibir una llamada para informar de los hechos por lo que se ha producido el impago y se le avisará de las consecuencias.

Después de 30 días, el banco deberá proceder al envío de documentos oficiales, como cartas, mails o sms para informar oportunamente del problema. Seguidos 5 meses en esta situación, se inicia la entrada en mora, es decir, el banco incluiría al deudor en las listas de morosidad existentes, como el RAI y la ASNEF, como medidas disuasorias y de presión para que continúe con los pagos y las tasas impuestas por la morosidad en el pago. El siguiente paso será el de recibir la notificación de la demanda ejecutiva sobre la deuda morosa que inicia la ejecución hipotecaria, esta acción se realizará ante notario o ante un juzgado. Así mismo, el banco que realiza el embargo de vivienda por deudas tiene la obligación de informar por escrito de la deuda debida.

EMBARGOS

Los siguientes pasos serán pedir al Registro de la Propiedad que actúe de oficio en las cargas que se deban realizar sobre el inmueble, para seguidamente convocar la salida a subasta de la propiedad, que como norma general tiene lugar a partir del sexto mes y antes del año después del primer impago. La fecha y hora no se tienen porqué comunicar al deudor, por lo que conviene estar atento al tablón de anuncios del Ayuntamiento, del Registro de la Propiedad o de los juzgados.

Una vez que se celebre la subasta, el notario o el secretario del juzgado será el encargado de adjudicar la venta a la mejor oferta. Si nadie se interesa por el inmueble, el banco puede quedarse con él por el 60 % de su valor, momento en el cual el deudor pierde la propiedad, corriendo el riesgo además de quedar con una carga si el precio que se ha pagado es inferior a la deuda, o aplicarse la dación en pago.

El último paso será la invitación al deudor a abandonar el inmueble. En caso de negarse, se procederán los trámites para el desahucio, que tendrá lugar cuando el juzgado lo crea conveniente, momento en el cual el nuevo propietario, junto a una comisión judicial, un cerrajero, y presencia policial si fuese necesario, procederán al cambio de cerradura y a la toma del inmueble.

Formas para evitar un embargo

Pero si estamos informados no estará todo perdido, pues existen métodos eficaces de evitar el embargo. El primero de todos ellos es, como cabe suponer, realizando el pago de la deuda, aunque este pago se efectúe después de la notificación de la demanda. Pero si fuera tan sencillo evitar el embargo, no se llegarían a dar las situaciones tan críticas que tienen lugar.

También se puede llegar a evitar el embargo pactando un nuevo acuerdo con el banco, renegociando la deuda para que la antigua, con la que se iba a producir el embargo, desaparezca, y tendremos una nueva en la que, ahora sí, deberemos cumplir forzosamente con los pagos.

Otra de las soluciones eficaces es pedir un préstamo que elimine la deuda contraída rápidamente y así desaparezca el problema de embargo. Como hemos visto, existen agencias que ofrecen estas excepcionales ayudas si cuentas con patrimonio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.