Oso polar
Animales

¿Qué animales sufren más el cambio climático?

Todas las especies sufren las consecuencias del cambio climático en mayor o menor medida, incluido el ser humano. Sin embargo, existen algunas especies animales que se ven especialmente afectadas por la situación, llegando incluso a encontrarse al borde de la extinción en los próximos años de continuar incrementándose el problema.

Un informe presentado por el Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC), señala que algunas formas de vida están migrando al norte y hacia aguas más profundas, con el objetivo de recuperar hábitats perdidos por las alteraciones climáticas ocasionadas, entre otras cosas, por la contaminación ambiental.

Algunas especies tienen la capacidad de adaptarse a los cambios, pero otras con demandas especiales de alimentos y entorno, terminan siendo las grandes perdedoras. A continuación, te contaremos cuáles son las especies de animales que más padecen debido a los efectos del cambio climático sobre los ecosistemas en los cuales habitan.

Oso polar

Quizás uno de los casos más conocidos es el del oso polar. Esta clase de mamíferos carnívoros habita en las zonas polares del hemisferio norte, un territorio que, con el paso de las décadas, se ha ido reduciendo durante el verano, y aunque vuelve a formarse, el hielo marino cubre cada vez menor superficie, limitando el hábitat de esta especie y condenándola a una posible extinción.

Pez lija (Oxymonacanthus longirostris)

El pez lija es otro de los animales que posiblemente termine desapareciendo debido al cambio climático. Es un pez sensible a las altas temperaturas y que depende enormemente del coral, pues su hábitat se encuentra en los arrecifes. En Japón, la especie se extinguió durante la subida de las temperaturas del océano ocurrida en 1988.

Koalas

Todos conocemos la imagen clásica de los koalas comiendo eucaliptos. Esta especie posee un ecosistema bastante limitado y, a principios del siglo XX, fueron cazados de forma indiscriminada, mientras su hábitat fue amenazado por la agricultura extensiva. Hoy en día, los incendios frecuentes causados por las altas temperaturas son causantes de la reducción de su población.

Delfín de río

Es un delfín que solo puede vivir en agua dulce. Su hábitat natural es el Amazonas y, aunque no está en peligro de extinción, el estado actual de la especie es bastante vulnerable debido a diferentes razones, principalmente la construcción de presas que alteran el cauce de los ríos y la contaminación de ríos y lagos, que además limita la disponibilidad de agua para el ser humano.

Pingüino Adelaida

Los pingüinos Adelaida son aves antárticas cuyo alimento principal son los pequeños crustáceos llamados krill, que cuentan con una población que está desapareciendo. Esto obliga a los pingüinos a migrar en busca de comida, ocasionando un gasto de energía que los hará menos eficientes a la hora de la reproducción, haciendo que la reducción de la población de pingüinos Adelaida sea inevitable.

Conclusión

Sin lugar a dudas, es requerido un cambio contundente en busca de revertir esta tendencia. Reducir el ritmo en que avanza el cambio climático es una necesidad fundamental para asegurar el futuro de diversas especies que hoy se encuentran bajo una peligrosa amenaza real.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.