Cámara de vigilancia
Interesante

Claves para elegir una cámara de vigilancia

La instalación de cámaras de vigilancia en el hogar se ha vuelto más frecuente porque mejoran la seguridad de nuestra vivienda. El desarrollo tecnológico de los últimos años les permite a empresas como Espia2 ofrecer cámaras de vigilancia de todo tipo a precios competitivos para que el cliente elija el producto más conveniente. La elección del tipo de cámara de seguridad depende de algunos factores que debemos tener en cuenta para asegurarnos de que el modelo elegido cumpla con nuestras necesidades y exigencias. ¿Cuáles son las claves para elegir una cámara de vigilancia?

Ventajas de instalar cámaras de seguridad

Las cámaras de vigilancia funcionan principalmente alertando al propietario de la presencia de cualquier intruso y, al mismo tiempo, disuadiendo a quienes quieran ingresar a la vivienda sin nuestro consentimiento. Las principales ventajas de instalar cámaras de vigilancia en una casa son las siguientes:

  • Monitorean y registran la presencia de otras personas en nuestro domicilio.
  • Recopilan evidencia si se produce un incidente.
  • Disuaden a quienes quieran cometer un acto delictivo en nuestra vivienda.
  • Dan tranquilidad al propietario.

¿Qué debemos tener en cuenta?

La tecnología ha permitido el diseño de cámaras de vigilancia que tienen sus propias características y funciones. Antes de elegir el modelo, debemos tener en cuenta los siguientes factores:

1. Cámaras exteriores e interiores

Lo primero que debemos considerar es dónde instalaremos la cámara ya que, si se trata de exteriores, el modelo debe tener la capacidad de soportar bajas y altas temperaturas. Certificaciones como IP66 nos indican a qué es resistente la cámara. En el caso de una instalación en interiores, por lo general, se buscan modelos pequeños y discretos que no interfieran con la decoración de los ambientes.

2. Cámaras de techo o pared

Dependiendo si queremos instalar la cámara en el techo o en la pared, utilizaremos modelos tipo domo o bullet, respectivamente. Las cámaras tipo domo son discretas y se adaptan bien a cualquier espacio, mientras que las de tipo bullet soportan mejor cualquier condición climática e intentos de vandalismo.

3. Iluminación del entorno

Si la cámara se instalará en un entorno poco iluminado, lo más recomendable es optar por un modelo que tenga luz térmica o infrarroja, cuyo funcionamiento depende del calor de los cuerpos en movimiento.

4. Posibilidad de movimiento

Si utilizaremos la cámara en un entorno amplio, requeriremos un modelo que tenga posibilidad de movimiento. Las cámaras PTZ son las más adecuadas ya que pueden configurarse para realizar el seguimiento de objetos y personas que se desplacen dentro del rango de la cámara.

5. Cámaras cableadas o inalámbricas

Lo más recomendable es enlazar la cámara a un ordenador que registre y analice las imágenes. Para eso, pueden utilizarse modelos IP cableados o inalámbricos. La principal desventaja del cableado es que su instalación es un poco más complicada en residencias particulares; por esta razón, lo más recomendable es utilizar modelos inalámbricos.

Elegir el mejor modelo de cámara de vigilancia implica considerar factores, como la iluminación del entorno y la posibilidad de movimiento, que nos permiten tomar una decisión en base a nuestras necesidades. Instalar una cámara de seguridad es la mejor manera de protegernos frente a cualquier incidente y monitorear todo lo que sucede en nuestra vivienda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.