distintas ventajas del reciclaje industrial
Interesante

Las distintas ventajas del reciclaje industrial

Reciclar consiste en convertir residuos u objetos en desuso en nuevas mercancías o en nueva materia prima para ser reutilizados de nuevo, a través de diferentes procesos.

El proceso de reciclaje se puede llevar a cabo en todos los ámbitos económicos y sectores de producción y es fundamental para reducir el consumo de energía, evitar la contaminación del agua y del aire y reducir los desechos y desperdicios de la extracción de las materias primas. Por supuesto, también supone un abaratamiento de los costes a la hora de comprar la materia prima, ya que si ésta es reciclada, será más económica.

Existen gran cantidad de materiales reciclables, desde los más básicos, como el papel, el cartón, el vidrio, los plásticos, los textiles, la madera o los componentes electrónicos. También a nivel industrial es posible el reciclaje de metales ferrosos (hierro y sus aleaciones) y no ferrosos.

En la actualidad cada vez es más importante el número de empresas que destinan parte de su presupuesto al reciclaje de componentes a través de la compra de maquinaria para reciclaje industrial, y otras que directamente se dedican a ello como modo de negocio, adquiriendo esa “basura industrial” y dándole nuevas formas de aprovechamiento dentro del ciclo económico.

Máquinas especiales para residuos de la industria

Este tipo de maquinaria está especialmente diseñada para procesar cables eléctricos, motores eléctricos, aparatos electrónicos o electrodomésticos. Son aparatos preparados para el prensado, el corte y la recuperación de toda clase de materiales, trituración de la madera o tratamiento de vehículos fuera de uso.

Existen diversas opciones a nivel de maquinaria reciclaje industrial dependiendo del tipo de materiales:

  • Maquinarias para el reciclaje de cables eléctricos y radiadores, que separan el plástico de los metales en los cables de cobre y aluminio (granuladores).
  • Maquinaria para el reciclaje de motores y R.A.E.E. (residuos de aparatos eléctricos y electrónicos). Permiten recuperar todo el metal presente en estos objetos.
  • Separadores ópticos para metales (que separan los distintos metales por colores).
  • Trituradores y desgarradores industriales. Utilizados para trocear distintos materiales como minerales, hierro, piedras, cartones, etc. 
  • Separadores vibrantes, realizan la separación de varios materiales de  distinto tipo para después ser procesados por separado. Se usan sobre todo en las industrias de la madera, el plástico y los metales.
  • Prensas y cizallas hidráulicas.

Las cizallas hidráulicas en la industria del reciclaje

Dentro de este último grupo es interesante destacar el papel que juega la cizalla hidraulica en la industria. Es una herramienta que funciona ejerciendo presión a los materiales y gracias a esa presión realiza cortes de precisión. Es utilizada, sobre todo, con materiales metálicos, aunque también sirve para cortar con exactitud plástico, papel o madera.

Su uso es fundamental en las industrias, sobre todo de tamaño mediano o grande, ya que ahorra mucho tiempo de trabajo a la plantilla, que de otra forma tendría que hacer estos cortes de forma manual.

Ventajas del reciclaje industrial

Es evidente que reciclar es un acto no sólo solidario con las personas, sino también con el medio ambiente. Cada vez existe más conciencia de que los residuos industriales deben ser reutilizados y aprovechados para darles una segunda vida, puesto que muchos de ellos, con un proceso adecuado, vuelven a ser perfectamente útiles para la industria.

Reutilizar el aluminio

Por ejemplo, la bauxita, materia prima de la que se obtiene el aluminio, se extrae del subsuelo de las selvas tropicales, con lo que conlleva la deforestación de cientos de kilómetros cuadrados. Sin embargo, producir aluminio a partir de reciclaje reduce la contaminación en un 95%. Por su parte, el gasto energético se ve disminuido en un 90%. Con ello se favorece el mantenimiento de la masa forestal tropical.

Reciclar el cobre

El cobre es un material que se puede reciclar tantas veces como se quiera, sin que pierda sus propiedades tanto físicas como químicas. Cuando se recicla el cobre se puede ahorrar hasta un 85% de la energía que se utiliza cuando se produce por primera vez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.