Traducciones de Textos Medicos
Salud

Importancia de las traducciones de textos médicos

El idioma de cada pueblo es una expresión de sus raíces y tradición. Forma parte de su idiosincrasia y tiene una relación íntima con su cultura. No obstante, en algunos sectores, el idioma es una barrera que debe traspasarse. El ámbito médico es uno de ellos. La traducción es una actividad de suprema importancia puesto que permite conectar a una persona con símbolos y letras cuyo significado desconoce.

De hecho, los traductores virtuales como Google traductor son una de las búsquedas más frecuentes en la web. No obstante, como expresó Gustavo Pérez Almaguer, traducción no es la simple búsqueda de correspondencia, equivalencias, entre palabras de idiomas distintos, es mucho más que eso: es el traslado a otra lengua de las ideas y conceptos que un autor ha expresado con el mayor grado de fidelidad posible”.

Claro, entendiendo esto, traducir es importante en cualquier caso pues implica la responsabilidad de transmitir ideas de una forma fidedigna. Pero cuando se trata de documentos técnicos como en el caso de la traducción médica, la calidad y fidelidad de la  labor es vital.

Traducción médica

La medicina es una de las ciencias que más ha influido en el avance de la ciencia de la traducción e interpretación de textos. Es una rama especializada y parte que nació de la necesidad de transmitir con veracidad y exactitud términos muy específicos dentro de la rama de las traducciones técnico-científicas.

Traducción Medica

Puede ser conocida como traducción médica, biomédica o médico-sanitaria. Algunos de los textos médicos susceptibles de traducción pueden ser libros, estudios, tesis, o cualquier material de difusión cuyos resultados atañen a las ciencias médicas.

También incluyen artículos de revistas, prospectos, guías informativas. De hecho, Inge Groenewoud, en un trabajo presentado ante la Universidad de Utrecht lo clasifica en base a la función del texto. Se dividen entonces en «informativo-persuasivo»; del grupo meta «pacientes-especialistas», o como «especializado o no especializado».

Principios de una buena traducción

Siempre que se realiza la traducción de un texto, hay principios fundamentales que deben seguirse para lograr un trabajo de calidad.

1. Traducir ideas en vez de palabras

A menos que sea un caso muy puntual en el que se tenga que dar una traducción literal traducir palabras por simple significado es un error. Esto sucede ya que la sintaxis, se relaciona con la forma de pensar, sentir y expresarse de alguien. Si se traducen palabras en vez de ideas, lo más probable es que se pierda la intención original del texto.

En el caso de los textos médicos, es muy importante no dar lugar a ambigüedades ni medias tintas. Por ello, los traductores de esta área no solo deben ser traductores especializados. También deben ser médicos con experiencia y saber documentarse bien.

2. Desapego total del contenido

Al traducir, las ideas son del autor, no del traductor. De este modo, el profesional debe tener total desapego con las ideas allí expresadas. Aun cuando esté muy de acuerdo, o en total desacuerdo, su opinión no debe influir de ninguna manera. Al contrario, debe ser un vehículo de la información, lo más fiel posible, apegado a la idea, sentir y significado del texto original.

Principios de una Buena Traduccion Medica

3. Tener en cuenta el idioma de destino

Es probable que en la lengua destino, a la que serán traducidas las ideas, existen varias formas de describir o expresar una idea. El traductor se encargará de que la forma elegida sea la más idónea a la lengua en cuestión.

4. Tener competencia traductora

Gracias a la competencia traductora, una persona comprende adecuadamente el sentido de un texto y lo reformula en otra lengua. Pero para comprender los términos médicos, se debe estar familiarizado con ellos. En el caso de la traducción médica no debe haber equívoco. Sobre todo, ya que él o los profesionales que reciban el texto, tomarán decisiones basadas en él.

¿Qué competencias debe tener un traductor médico?

Las traducciones en el sector médico tienen algunos retos que devienen del ejercicio mismo de la disciplina científica, sumado a la amplitud de dichas ciencias. Por ello, el profesional encargado debe contar con ciertas aptitudes:

Capacidad de identificar errores y resolver problemas: El traductor médico debe tener la capacidad y el conocimiento suficiente para identificar errores y/o resolver problemas inherentes al ejercicio de este tipo de traducción. Para ello, debe tener una estrategia sistematizada y confiable.

Excelente comprensión lectora: debe poseer una lectura reflexiva y capacidad crítica para comprender a cabalidad el texto de partida y llevar a buen término al texto de llegada tanto en el sentido semántico, estilístico y ortotipográfico.

Amplios conocimientos médicos previos: por ello, mientras más experiencia tenga el profesional en el ejercicio de la medicina, mejor será al combinarlo con las competencias traductoras correspondientes. Además, en este punto influye la capacidad de documentarse con eficacia.

Traductor Medico

Lenguaje nativo: El mejor traductor es aquel que lleva a su lengua nativa. Por eso, es apropiado elegir profesionales cuya lengua sea muy natural para ellos, y que estén profundamente familiarizados con los términos en cuestión en ambas lenguas, la de partida y la de llegada.

Exigir UNE-EN ISO, la normativa internacional para traducciones médicas y de cualquier tipo

La UNE-EN ISO 17100:2015 se refiere a una norma estándar de calidad de gestión que incluye la normativa Europea UNE y los acuerdos de la International Organization for Standardization ISO.

De este modo, representa un sello de calidad cuando se otorga a cualquier organización, sea pública o privada y tipifica los estándares de los procesos de gestión en diversas disciplinas.

Así pues, cuando se requieren los servicios de traducción, lo mejor es elegir profesionales que tengan este sello de calidad. De este modo, se asegura que la agencia de traducción elegida dispone de profesionales competentes y que su método es el apropiado para llevar a cabo los proyectos de traducción.

Entre otras cosas, esta norma garantiza que la traducción se llevará a cabo por expertos en el área de estudio, cuya lengua meta sea nivel nativo y que el texto final será revisado por un tercero, también competente y con un perfil específico.

Una buena traducción es lo que amerita cualquier texto científico, sobre todo, los textos médicos que conllevan tanto esfuerzo en su producción y tanta responsabilidad en su aplicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.