Tratamiento para el roquido
Salud

¿Cuál es el mejor tratamiento del ronquido?

Actualmente existen diferentes tratamientos orientados a reducir y paliar los ronquidos y sus efectos.

Hay muchas diferencias entre ellos y el resultado final depende directamente de cuál es la técnica escogida.

Y sin duda, los ronquidos y apneas profundas son muy desagradables, tanto para la persona que las padece como para la persona que las sufre al lado, empeorando la calidad de vida al no poder tener un sueño reparador y contundente.

Los tratamientos más eficaces para reducir los ronquidos son aquellos que emplean técnicas de higiene del sueño, terapias posturales y dispositivos de avance mandibular.

Una de las terapias posturales que mejor rendimiento está ofreciendo como tratamiento del ronquido es un pequeño aparato que se tiene que colocar en la frente y que produce unas vibraciones leves cada vez que la persona se coloca boca arriba. Este ligero y cómodo aparato denominado Somnibel, consigue reducir hasta en un 40% las apneas y los ronquidos. 

Otra de las técnicas que mejores resultados ofrece son los dispositivos de avance mandibular. Estos dispositivos permiten adelantar la mandíbula y conseguir que la lengua se desplace hacia atrás al dormir. De esta forma, mejoran el flujo de aire en la vía superior aérea y consiguen eliminar los ronquidos y las apneas.

¿Se puede prevenir la apnea del sueño?

Sí que es posible prevenir la apnea del sueño teniendo una serie de buenos hábitos como eliminar el consumo de alcohol y tabaco, practicar ejercicio físico, mejorar la postura al dormir utilizando una posición ladeada, establecer un horario más estable y regular del sueño, etc.

No obstante, existen ciertos casos más severos en los que pese a seguir unos buenos hábitos, es necesario establecer un tratamiento especial como los que se han mencionado en este artículo.

Síntomas y causas

La apnea es una enfermedad peligrosa porque, debido a los efectos de un sueño interrumpido y de mala calidad que provoca una respiración entrecortada, el ronquido y, sobre todo, la falta un torrente de oxígeno suficiente durante las horas de sueño provoca a quienes la sufren hiperactividad, hinchazón en las piernas o depresión. La falta de sueño puede provocar fuertes trastornos en la vida diaria como dolores de cabeza, irritabilidad, falta de concentración en las tareas laborales, somnolencia diurna, fatiga crónica y hasta problemas cardiovasculares.

La manifestación más habitual de este problema es el ronquido. Un ronquido fuerte y seco al que acompañan prolongados silencios interrumpidos y jadeos causados por el colapso de la laringe al intentar respirar.  

Las causas más comunes son:

  • Maxilar inferior más corto que el superior
  • Cuello de grandes dimensiones
  • Formas estrechas de paladar o vías respiratorias 
  • Vegetaciones 
  • Amígdalas
  • Obesidad

La apnea, como hemos subrayado, es una patología que puede desarrollar enfermedades graves. Por eso es importante conocer su nivel de incidencia, siendo este leve si hay entre 5 y 15 apneas por hora; moderado si hay entre 15 y 30 y grave si son más de 30.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.