Aceite de CBD
Interesante

Aceite de CBD: el descubrimiento que siempre estuvo ahí

La enorme popularidad que ha ganado en los últimos años el aceite CBD se debe a que la OMS se pronunció a favor de su consumo en 2017. La Organización Mundial de la Salud avaló entonces este producto como un suplemento alimenticio natural adecuado tanto para adultos como para niños. Desde entonces, la repercusión de las propiedades de este aceite medicinal comenzó a atraer a toda clase de consumidores interesados en sus múltiples beneficios.

A día de hoy, el consumo de CBD en España es totalmente legal, no es psicoactivo como el cannabis, y contiene propiedades medicinales que, hasta la fecha, solo se aliviaban a través de medicación recetada, como aliviar el estrés o actuar contra la depresión. La gran ventaja que supone el uso de este producto natural extraído del cáñamo es, en definitiva, evitar la ingesta de medicamentos y evitar sus efectos secundarios: insomnio, agitación, pérdida de lívido o dolor de cabeza.

Además, reduce la frecuencia e intensidad de la epilepsia, la fobia social, el insomnio derivado del estrés postrumático, combate los efectos de la quimioterapia y la psicosis, reduce la tensión arterial, retrasa el avance del Alzheimer, favorece el crecimiento de los huesos y ayuda a combatir comportamientos compulsivos y adictivos. Comprar aceite CBD supone, en definitiva, una alternativa natural a los analgésicos y, en cierto modo, una solución mucho más efectiva a problemas, sobre todo, de orden mental.

No obstante, también conlleva contraindicaciones. En este sentido, el aceite CBD podría provocar irritabilidad, diarrea o vómitos, o incluso anular los efectos de una medicación anterior si se tomara en cantidades desproporcionadas y de un modo desordenado. Por otra parte, no es muy recomendable administrárselo de forma muy prolongada a menores de edad, pues podría interferir en su normal desarrollo cerebral.

En este sentido, es importante acudir a tiendas físicas y online especializadas en productos procedentes del cáñamo para asegurarse de la efectividad del aceite. Una de las que más tiempo lleva trabajando este y otros artículos es CBD Plus. Una compra completamente segura y legal en todo tipo de productos derivados del CBD: cosméticos, infusiones, alimentación e, incluso, derivados para el consumo animal. 

A menudo se suele confundir el aceite CBD con el aceite de cáñamo. La diferencia es que el primero se usa principalmente como remedio terapéutico mientras que el segundo es más un complemento nutricional debido a su alto contenido en ácidos grasos Omega 3 y Omega 6. Las continuas investigaciones que la ciencia está realizando sobre las propiedades del CBD aún continúan arrojando interesantes y más completas conclusiones.

Para concluir, es importante que la cantidad de aceite que se consuma diariamente no supere la dosis máxima. Para ello, esta dosis debe ser determinada por un médico con experiencia con el CBD. En caso de practicar autoconsumo y no acudir a un médico especialista, es fundamental seguir las instrucciones del fabricante. La mayoría de los expertos recomiendan un consumo de entre 2,5 y 5 mg al día e ir aumentándola de 5 en 5 mg hasta que los efectos positivos sean percibidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.