Maqueta de coche
Interesante

El modelismo: una pasión y un arte

¿Qué es el modelismo y de dónde surge?

El arte del modelismo tiene un recorrido muy extenso. Se trata de una actividad minuciosa que ha cautivado a miles de seres humanos a lo largo de la historia y que se remonta a periodos antiquísimos. Se trata de un hobby, de una pasión, pero puede llegar a convertirse en un auténtico arte, en una forma de vida. Como seguramente ya sabemos si estamos leyendo este artículo, el modelismo consiste en la recreación a escala de diferentes modelos y prototipos de distintos elementos. En este artículo nos centraremos en el modelismo que se centra en los coches y las motocicletas, pero existen otras facetas como la náutica, la aeroespacial y aeronáutica, la ferroviaria, zoológica o la bélica, por mencionar solo algunas de las más populares. Así que, si eres un aficionado a las maquetas de coches, o si tienes curiosidad por saber qué esconde esta apasionante actividad, quédate un rato con nosotros.

Modelismo, una pasión muy beneficiosa

Los aficionados al modelismo trabajan, por encima de todo, una cualidad: la atención. Se trata de una cualidad muy importante y que, en un mundo tan líquido, rápido e impaciente como en el que vivimos, se convierte en algo que brilla por su ausencia pero que puede suponer todo un elixir para mejorar nuestra concentración y nuestro enfoque, y un auténtico oasis de tranquilidad frente a las prisas y el ruido. Esto explica que, en los últimos años, el repunte en este ámbito esté cogiendo inercia. El modelismo  es una actividad que requiere mucha perseverancia, cuidado, atención al detalle y dedicación, es cierto, pero las recompensas en forma de satisfacción y mejora en la capacidad de estar presentes, sin duda, salen a cuenta.

Tipos de modelismo

Existen diferentes tipos de modelismo. Como hemos visto, las diferencias pueden tener que ver con el tipo de objetos con los que trabajamos, o puede referirse al tipo de maqueta que realizamos. En cualquiera de los casos, la habilidad manual, la búsqueda de soluciones y la pasión harán de esta una actividad única e insustituible. Existen dos vertientes paralelas principales cuando hablamos de modelismo. La primera se refiere al modelismo estático, que consiste en la reproducción a escala (el tamaño puede variar, pero podrán llegar a ser auténticas miniaturas) de modelos fijos. O en otras palabras, que no estarán sujetos a elementos de radiocontrol. Por otro lado, encontraremos el modelismo dinámico, que como su nombre indica, incluye elementos por control remoto para aportar dinamismo a las piezas. En los aficionados a la realización de maquetas de coches encontraremos ambas dimensiones, que se diferencian entre sí, además de por su propósito final, por su forma de elaboración. Ambas formas, sin embargo, acostumbran a utilizar materiales parecidos que pueden ir desde el cartón al plástico, pasando por el papel, la madera o incluso la fibra de vidrio y otros. Sea cual sea la dimensión por la que nos decantemos, la creación de estos modelos a escala son una actividad apasionante que cada vez cuenta con más adeptos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.