Los probióticos la revolución de la flora intestinal
Salud

Probióticos: los principales defensores de tu flora intestinal

Cuidar nuestra salud ha sido fundamental desde que existe el ser humano. Cada vez se conocen más factores a tener en cuenta y esto está directamente relacionado con la atención que debemos prestar. El bienestar intestinal es fundamental a muchas escalas y, gracias al desarrollo de los fármacos y la buena investigación, han salido al mercado nuevas maneras de estar al día. Está en nuestras manos cuidarnos y cada vez es más sencillo ponerlo en práctica.

Los probióticos, la revolución de la flora intestinal

Por extraño que parezca, los probióticos son pequeños microorganismos que, administrados de la forma correcta, logran mejorar el funcionamiento de nuestra flora intestinal y, en definitiva, la salud.

Este descubrimiento vio la luz el pasado siglo y fue el científico Elie Metchnikoff, el que se percató de que la leche fermentada mejoraba las condiciones de vida de los campesinos. Esto se debe a que cuando se ingieren ciertas bacterias, catalogadas como beneficiosas, se impide el desarrollo de aquellas que pueden ser perjudiciales.

Probióticos defensores de tu flora intestinal

Ahora bien, las décadas han pasado y los nuevos tratamientos farmacéuticos permiten que los probióticos se puedan ingerir como complementos en nuestras comidas.

La compañía Lactoflora se ha posicionado como referente en el sector, poniendo a la venta productos que nos ayudarán a controlar nuestra salud intestinal por medio de estos microorganismos.

Son muchos los productos que ofrecen, teniendo diferentes modalidades tanto de consumo como de foco de efectividad. Pero sin lugar a dudas, gracias a tener claro el objetivo de ayudar a la gente, esta empresa ha demostrado que el cuidado de nuestra flora intestinal es algo mucho más sencillo de lo que podíamos imaginar.

¿Tan importante es cuidar nuestra flora intestinal?

Parece absurda la pregunta, pero hay mucha gente que a día de hoy se lo sigue preguntando, la respuesta, de manera rotunda, es sí. Nuestra flora intestinal debe ser uno de los focos principales en el cuidado de la salud y los datos hablan por sí solos.

La flora intestinal hace referencia a todos esos organismos vivos que se refugian en nuestro intestino, siendo una de las principales líneas de defensa en el sistema inmunológico.

Así pues, es nuestra obligación elegir cómo cuidamos a estos 100 billones de microorganismos y cuáles preferimos que se sigan desarrollando. Nadie quiere que las bacterias que residen en nuestro cuerpo sean perjudiciales para la salud, por lo que mejor tomar los probióticos y aprovechar las ventajas que ofrecen.

¿Se pueden generar estas bacterias de forma natural?

Ciertamente estos suplementos son una opción ideal; no obstante, hay ciertos alimentos que pueden producir estas bacterias beneficiosas de manera natural. Para ello, hay que conocer la diferencia entre probioticos y prebioticos.

De los primeros ya hemos hablado y empezamos a conocerlos en profundidad. Los segundos son sustancias que se encuentran en diferentes alimentos y actúan de la misma forma que lo hacen los probióticos.

Estos elementos se encuentran principalmente en los hidratos de carbono y se fermentan en el colon, sin llegar nunca a digerirse. Por esta razón, es necesario tener una dieta equilibrada, si buscamos tener una buena salud.

Sin embargo, aunque los prebióticos sean accesibles de forma natural, complementar con los suplementos de Lactoflora nunca está de más, siendo éstos, el añadido que faltaba a tu comida cada día.

Beneficios directos de los probióticos

Como se ha mencionado anteriormente, estos suplementos son fundamentales en nuestra dieta diaria, convirtiéndose en los principales responsables de nuestra salud intestinal.

El primer beneficio a destacar, es el hecho de tener un correcto equilibrio de la flora intestinal, lo que generará un funcionamiento estable del sistema digestivo. Algo que está relacionado con la capacidad curativa ante trastornos de dicho sistema, como descomposiciones, estreñimiento e, incluso, el mal aliento.

Por otro lado, los suplementos de Lactoflora aumentarán nuestras defensas estomacales, siendo así el principal foco de prevención ante enfermedades, no sólo a nivel interno sino también a nivel cutáneo.

En cuanto a los nutrientes, los probióticos nos permitirán la mejor absorción de alimentos, potenciando los beneficios de elementos como el calcio. También supondrán la producción de ciertas vitaminas extra como la vitamina K o las del grupo B.

Así pues, estos suplementos son una pieza clave en nuestra alimentación diaria y pueden cambiar por completo nuestro día a día, poniendo fin a todos aquellos problemas de salud relacionados con el sistema digestivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.