monedas virtuales
Economía

¿Qué son las monedas virtuales?

El dinero en efectivo parece destinado a desaparecer. Cada vez es más común que las personas utilicen aplicaciones de banca móvil y electrónica para realizar sus operaciones financieras cotidianas, desde el pago de servicios hasta la compra de productos. En este nuevo escenario ingresan las monedas virtuales, que solo existen en internet.

La primera moneda digital y descentralizada en ser creada fue el Bitcoin. Se lanzó en 2009 y con el tiempo se ha convertido en una de las más importantes, aunque comparte liderazgo con otras basadas en la misma tecnología, pero que ofrecen funcionalidades diferentes y consiguen solucionar problemas fuera del entorno digital, integrándose a la economía tradicional.

Dentro de la economía moderna, las monedas virtuales ya han comenzado a ganar terreno. De todas las criptomonedas, Bitcoin sería quien acumula el mayor interés de los inversionistas debido a su potencial de revalorización. De hecho, es la moneda más atractiva para el trading, una actividad que ha propiciado la aparición de sitios web que se dedican a este tipo de activos digitales, como por ejemplo la página bitcoin hack.

¿Qué es una moneda virtual?

Son representaciones digitales de valor, similares al papel moneda pero que solo pueden existir en el entorno virtual. Algunas de ellas son centralizadas, es decir, que han sido emitidas por bancos centrales o entidades financieras con el objetivo de sustituir el dinero en efectivo, pero manteniendo el control sobre la emisión de las mismas.

Caso contrario a las criptomonedas, que son monedas descentralizadas, no dependientes de ninguna institución financiera. Escapan del control de precio y las regulaciones de los estados, por lo que su cotización depende de la oferta y la demanda. Así, su mayor característica se convierte en la volatilidad.

¿Cuáles son las ventajas de las monedas virtuales?

  • Transparencia

Ofrecen un completo registro de transacciones, algo que las diferencia del dinero fiduciario en efectivo, que circula sin posibilidad de que la mayoría de las operaciones queden registradas cuando estas ocurren fuera del sistema bancario. Esto supone un mayor nivel de seguridad para el sistema financiero, evitando actividades ilegales.

  • Bajos costos por transacciones

Todas las operaciones en criptomonedas ocurren bajo protocolo P2P, es decir, directamente entre dos usuarios. Esto reduce los costos por transacción ya que elimina la necesidad de intermediación de parte de entidades financieras. La reducción de costos es necesaria para acelerar procesos de movilización de capital entre naciones para actividades como el comercio internacional.

  • Serás el dueño real del dinero

Con el dinero fiduciario, el banco emisor es el propietario del dinero. Los ciudadanos, aunque trabajen y ganen el dinero, no son los dueños del mismo, solo portadores de la unidad monetaria. En el dinero digital, especialmente en las criptomonedas, la persona es realmente dueña del activo digital, lo cual es crucial para el avance de las finanzas descentralizadas.

  • Protección contra la inflación

Las criptomonedas no son sensibles a la inflación, muy por el contrario, suelen revalorizarse a un ritmo más rápido que el avance de la inflación. Esto significa que pueden funcionar como una reserva de valor a mediano y largo plazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.