Dublín
Turismo

Qué ver en Dublín en dos días

Dublín es una ciudad cautivadora, con una gran variedad de actividades y sitios de interés, por lo que una visita rápida no es suficiente. La capital de Irlanda merece que le dediquemos mucho tiempo para poder explorar todos sus rincones con libertad y tranquilidad. Sin embargo, esto no siempre es posible y es necesario sacar provecho a la visita, sobre todo la primera vez.

Es por ello que hemos preparado un listado que resume algunos de los lugares que no deberías perderte y las actividades que seguro te encantarán. Con la ayuda del blog de viaje  https://elviajemehizoami.com/ podrás encontrar aún más información relacionada con este maravilloso destino, haciendo muy simple la planificación de los detalles de tu viaje.

Cerveza y arquitectura

Dublín es considerada como el paraíso de la cerveza y su arquitectura también es muy apreciada. Para visitar la capital irlandesa es necesario contratar un seguro de viaje, por lo que te convendría mucho visitar el siguiente enlace: IATI seguros opiniones. Obtendrás toda la información relacionada con la experiencia de otros viajeros en la selección del seguro más apropiado.

Con respecto a qué ver en Dublín en dos días, hemos seleccionado algunos puntos de interés, destacando aquellos que gozan de mayor popularidad entre los turistas de todo el mundo.

Castillo de Dublín

Se trata de una visita guiada que comienza con la visualización de restos vikingos y luego terminarás en una capilla, que si bien es pequeña, goza de un gran atractivo visual en su interior. Los aposentos se encuentran maravillosamente conservados y, sin duda, este es un paseo que merece la pena, del que obtendremos excelentes fotografías para recordar toda la vida.

Castillo de Dublín

Catedral de San Patricio

Por supuesto, otro punto icónico de la ciudad y de gran valor cultural es esta catedral edificada en el año 1200 y es difícil decidir si es más hermosa en su exterior o en su interior. Los vitrales que decoran sus ventanas y el resto de los elementos arquitectónicos, cautivarán a todos los amantes del arte gótico.

Dublinia

Este paseo debería ser obligatorio, sobre todo cuando se visita la ciudad en familia, puesto que se logra aprender y entender mejor la cultura local relacionada con el Dublín Medieval, internándose en épocas pasadas. Los niños suelen ser quienes más aprecian este divertido recorrido histórico.

Museo de Historia Natural y Galería Nacional de Irlanda

La visita a estos dos museos es fundamental, por lo interesante y por el enorme atractivo visual que representan las edificaciones en su interior. Otra visita genial sería acercarse al Museo Nacional de Arqueología, donde podrás asombrarte un poco con algunas de las muestras permanentes del complejo.

St. Stephens Green

Para entrar en contacto con la naturaleza, nada mejor que una visita al St. Stephens Green. Se trata de uno de los parques preferidos por los dublineses, donde suelen pasar muchas horas en familia. La magia del lugar es indiscutible y podrás impregnarte de la gastronomía local probando alimentos en alguno de los puestos disponibles en su interior.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.