Reformar piso fácil y rápido
Interesante

Los mejores trucos y consejos para reformar tu piso de manera fácil y rápida

Reformar la casa donde vivimos para convertirlo en un lugar de descanso y tranquilidad como siempre lo habíamos soñado es el sueño de muchos de nosotros. Aunque, por lo general, no solemos tener tanto dinero como para meternos en una reforma integral de nuestro hogar, lo que sí podemos hacer es realizar cambios sencillos poco a poco. Esto nos ahorrará tener la necesidad de, por ejemplo, pedir un crédito o endeudarnos con nuestra familia para cambiar por completo nuestra casa.

A día de hoy, la verdad es que en el mercado podemos encontrar infinidad de opciones para variar a nuestro gusto un piso o una casa, sin tener la obligación de gastar mucho dinero en ello. De todas formas, si lo que necesitáis es una rehabilitación total por otros motivos más allá de la pura estética, nuestra recomendación es que siempre confiéis en empresas especializadas del sector, como Reformas.co, todo un referente que se ha centrado durante años en ser reconocido por sus increíbles reformas de pisos en Valladolid.

No obstante, también somos conscientes de que la mayoría de vosotros buscáis soluciones puntuales, económicas y sencillas que os ayuden a crear un ambiente personalizado con el que os sintáis muy agusto en vuestra propia casa. Cuando hayáis acabado de leer este artículo, veréis que es mucho más fácil de lo que pensáis y tendréis un montón de ideas para adaptar a vuestros respectivos hogares. ¡Empezamos!

Juega con las paredes de tu casa

Las paredes de tu hogar (e incluso los techos) son un lienzo en blanco para que puedas disponer toda tu creatividad en un mismo lugar que, además, verás todos los días. Por este motivo también es importante no volverse loco y hacer pruebas de color y contrastes antes de ponernos a pintar.

Interior de la casa

Sin embargo, dejando esta parte más aburrida a un lado, lo cierto es que podemos divertirnos muchísimo con solo cambiar los colores de las paredes de nuestra casa, ¡parecerá otra! Podemos escoger entre utilizar pintura, colocar papel pintado o hacer una combinación de ambas opciones para darle un toque más chic.

Sea como sea, atrévete a combinar colores de gama básica como el beige, el blanco o el gris con otros colores más llamativos o con estampados en papel. Sin duda, todo un mundo de posibilidades.

Compra textiles con encanto

Aunque pueda parecer mentira, los textiles que escojamos para nuestra casa hacen muchísimo por que se vea diferente. Tener unos cojines divertidos para un sofá más clásico, encontrar mantas con encanto o contrastar los colores más oscuros con unas cortinas o unos estores en color blanco o beige pueden ser algunas soluciones ingeniosas y que nos ayudarán a darle un toque distinto a nuestra casa.

Además, también se puede jugar con las fundas de los sofás, el tapizado de los sillones, butacas y sillas o incluso con las pantallas de las lámparas de mesa. Todo influye y no cabe duda de que todos estos cambios de telas son un maravilloso recurso para cambiar por completo el estilo y la decoración de cualquier habitación.

Anímate a hacer manualidades

Si quieres reformar tu casa de forma fácil, rápida y económica algo a lo que te tendrás que acostumbrar es a fabricar complementos con tus propias manos. En este sentido, las manualidades pueden ser la excusa perfecta para tener objetos únicos de decoración en nuestra propia casa. Además, podemos aprovechar para reciclar y reutilizar cosas del día a día y darles una nueva vida convirténdolos en accesorios decorativos.

Los tarros de cristal, dependiendo de su tamaño, pueden servirnos como almacenamiento de maquillaje, como portavelas o, simplemente como decoración llenándolos de arena y conchas de la playa. También podemos darles una segunda vida metiéndoles luces dentro o utilizándolos de macetero. Las ideas están ahí, ¡solo te tienes que animar a probarlas!

Tus recuerdos llevan la voz cantante

Para que una reforma sea original, única y, sobre todo, nos represente, debemos saber que serán nuestros propios recuerdos los que le den ese toque tan especial y distintivo. Por eso, no dejes de utilizar tus fotografías, tickets de espectáculos, billetes de avión o souvenirs de viajes para que decoren tu casa. Con solo cambiar los marcos o colocar algunos recuerdos a la vista tendremos una reforma parcial que se hará notar en cualquier estancia, pero sobre todo en salones y dormitorios.

Cambia las puertas

Otro de los trucos para reformar una casa de manera fácil y rápida es cambiar las puertas. Por lo general, no solemos pensar que pueden ser un elemento que necesite cambios, sin embargo, la verdad es que se trata de algo sencillo, que verdaderamente se nota y con el que no tendremos que gastar demasiado dinero.

En este sentido, podemos desde lacar las puertas hasta pintarlas o cambiarlas por completo sustituyéndolas por un modelo más actual. Del mismo modo, también podemos incluir cristaleras en las puertas para que dejen pasar más luminosidad a la vivienda, aprovechando los focos de luz natural que tengamos.

Los espejos: tus máximos aliados 

Sobre todo en las casas de menor tamaño, los espejos serán nuestros máximos aliados a la hora de hacer una reforma en casa. Hay que tener en cuenta que los espejos siempre nos van a ayudar a crear profundidad, a reflejar la luz y a hacer que nuestras habitaciones parezcan más grandes de lo que son.

Para utilizar los espejos de manera eficaz dentro de una casa debemos conocer una regla estrella: si la pared es grande y ancha y queremos utilizar el espejo para dar sensación de amplitud, lo mejor es comprar un espejo horizontal grande. Por otro lado, si lo que queremos es aumentar la luminosidad, la regla de oro es poner un espejo vertical, que cubra lo máximo posible de suelo a techo, enfrente de una ventana por donde entre la luz.

Renueva la iluminación

Finalmente, para reformar una casa debemos tener siempre en cuenta la ilumincación. La iluminación de un hogar marca muchísimo el estilo y el ambiente que en él se crea y, es por eso que un simple cambio completo en las lámparas y focos puede hacer que nuestra casa se vea verdaderamente diferente.

Aunque siempre se le suele prestar más atención a los grandes focos que iluminan masivamente las habitaciones, si de verdad queréis ver un cambio lo mejor es poner el objetivo en las luces secundarias. Tiras de led, iluminación indirecta, lámparas de mesa o de pie… introduciendo todos estos nuevos accesorios la reforma de nuestra casa parecerá integral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.