ventajas renting coches
Interesante

Las ventajas del renting de coches

Durante los últimos años, el mercado del renting de coches ha sido protagonista de evolución y crecimiento, principalmente gracias a la incorporación de particulares como nuevos clientes de una industria que anteriormente estaba orientada a ofrecer servicios a las empresas.

Se trata del resultado de un cambio de hábitos de consumo y que muestra el potencial de crecimiento que tiene el sector. El crecimiento del alquiler frente a la compra de vehículos se debe, en gran medida, a que con el renting los clientes particulares no tienen que realizar un gran desembolso de forma inicial, a diferencia de la compra bajo financiamiento, que requiere de un pago inicial, una cuota mensual y, por lo general, un pago final.

Adicionalmente a esto, existen otras ventajas que han hecho del renting de coches una alternativa interesante para los usuarios. A continuación, conoceremos más acerca de este modelo de mercado.

¿Qué es el renting?

El término renting se refiere a un contrato de alquiler de larga duración. El mismo suele darse por un periodo de entre 3  y 5 años, aunque los contratos pueden establecerse incluso por 10 años.

Con este sistema, el arrendatario tiene la posibilidad de disfrutar de un coche nuevo, por medio del pago de una cuota fija mensual, pero sin llegar a ser el propietario del mismo.

Ventajas del renting de coches

Frente a la compra de un vehículo, este tipo de alquiler ofrece una serie de ventajas para el usuario, entre ellas, la posibilidad de acceder a interesantes ofertas de renting y disponer de un coche nuevo y renovarlo de inmediato a cada vencimiento del contrato.

renting de coches

Otras ventajas del renting son las siguientes:

  • Para una empresa, evita el desembolso de grandes cantidades de dinero que puedan afectar la liquidez de la compañía, pudiendo destinar esos fondos a otros sectores prioritarios para el funcionamiento de la misma.
  • Las personas físicas tienen la posibilidad de elegir el coche que deseen y sus características, estableciendo los gastos de mantenimiento, seguro, reparaciones, impuestos y otros aspectos dentro de la cuota fija mensual a pagar.
  • Se vuelve innecesaria la inversión en una cuota inicial que usualmente es requerida al momento de comprar un vehículo financiado.
  • El usuario puede disponer de un coche nuevo cada vez que el contrato firmado caduque.
  • Hay diversidad de modelos, marcas y características, por lo que cada usuario puede encontrar un coche que se adapte a sus necesidades y presupuesto, tal y como sucedería con una compra.
  • Las revisiones periódicas necesarias para que el coche permanezca en buenas condiciones, corren por cuenta de la empresa de renting sin que el arrendatario tenga que pagar nada adicional a la cuota establecida en el contrato.

Ciertamente, el usuario también tendrá que evaluar algunas de las desventajas evidentes del sistema. Por ejemplo, que no será dueño del vehículo en ningún momento y tampoco puede cancelar el contrato, modificar el coche ni aplicar ninguna forma de personalización al mismo.

En base a la información anterior, es deber del usuario determinar qué alternativa le resulta más rentable y adecuada a sus intereses y presupuesto, eligiendo entre la compra o este modelo de alquiler.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.