5 errores mas comunes al hacer ejercicio
Deporte

Los 5 errores más comunes que cometemos a la hora de hacer ejercicio

Con la llegada del 2020, muchos tomamos como propósito del año nuevo empezar a hacer deporte para conseguir bajar de peso. Pero, lamentablemente, muchos nos olvidamos de él conforme pasan los meses por no conseguir los resultados esperados.

La mayoría de las veces, esto ocurre porque no realizamos adecuadamente los ejercicios, porque no llevamos una dieta equilibrada, no variamos de rutina…

A continuación, vamos a repasar cuáles son los 5 errores más comunes que cometemos a la hora de hacer deporte para que este nuevo propósito se convierta realmente en un hábito duradero.

1. No llevar una dieta equilibrada y saltarse comidas

Este es el error más común que solemos cometer. Y es que, aunque podemos practicar ayunos intermitentes uno o dos días a la semana para bajar de peso, esta no es una opción viable los días que vamos a entrenar.

Si a nuestro organismo le falta nutrientes, se inicia un estado de alerta que hace que este se bloquee y que sea más complicado adelgazar y quemar grasas. Además, cuando no comemos, nuestro cuerpo se encuentra cansado y rendimos menos. Es así como, al no comer, se consigue totalmente lo contrario a lo que buscábamos: los entrenamientos no son efectivos.

Por eso, aunque es importante llevar siempre una dieta sana y no dejar de comer, sobre todo lo es más los días que hacemos deporte. El mejor truco, sin duda, no es saltarse alguna comida, si no controlar las cantidades de cada ración.

No llevar una dieta equilibrada y saltarse comidas

2. No variar de rutinas de entrenamiento

Al igual que nos planificamos los menús semanales y agendamos diariamente todas las citas y tareas que tenemos que hacer para organizar nuestro tiempo; también tenemos que planificar nuestras rutinas de entrenamiento para que estas sean variadas.

El motivo, es que si siempre realizamos los mismos ejercicios, nuestros músculos se acostumbran a la carga de trabajo y estos dejan de ser efectivos. Para que te hagas una idea, la mayoría de los entrenadores personales, recomiendan variar la rutina cada 2 meses.

Por ejemplo, si entrenamos con una bicicleta de spinning, no siempre tenemos que pedalear los mismos minutos y a la misma intensidad. Podemos cambiar de rutinas variando el tiempo, la intensidad de trabajo, los tiempos de descanso, etc.

3. Hacer los ejercicios de manera incorrecta

Tal vez parece algo obvio, pero este error es mucho más frecuente de lo que pensamos. Por eso, te aconsejamos que siempre tengas una referencia para fijarte cómo se hacen los ejercicios y que los hagas, al menos las primeras veces, frente a un espejo. Esto te ayudará a ver por ti mismo cómo los haces y poder corregir posibles errores.

Si no realizamos de forma adecuada los ejercicios de entrenamiento, estos no serán efectivos y, además, el riesgo de lesionarse es mucho mayor.

Hacer los ejercicios de manera incorrecta

4. Descansar demasiado entre ejercicio y ejercicio

Si nuestro objetivo es adelgazar, sobre todo en las rutinas de fuerza, tenemos que evitar descansar en exceso entre ejercicios.

Cuando empieces a entrenar con rutinas de fuerza y todavía no tengas la capacidad de realizar largos entrenamientos, te recomendamos poner en práctica los intervalos. Por ejemplo, alternar 30 segundos en alta intensidad, 30 con media y otros 30 segundos en baja intensidad.

Cuando realices los descansos, es aconsejable que estos sean activos. Por ejemplo, que entre serie y serie de entrenamiento, camines o trotes para bajar las pulsaciones y coger energía para la siguiente serie, pero evitar quedarse quieto. Ya que las pulsaciones bajan demasiado y después cuesta más activar la musculatura.

5. No tener objetivos cuantificables y realistas en el tiempo

El último error, pero no por ello menos importante, es no tener un plan de entrenamiento marcado por unos objetivos. Ya que, estas metas, nos ayudarán a controlar cómo de efectivos están siendo los entrenamientos y a saber si tenemos que cambiar algunas rutinas por no ser tan efectivas como esperábamos.

Para ello, es crucial que los objetivos sean cuantificables, para que los puedas medir, y realistas. Si no lo son, creeremos que no estamos avanzando y habrá más posibilidades de tirar la toalla a medio plazo.

Por otro lado, ver que estamos alcanzando las metas que nos marquemos, nos ayudará a estar más motivados para seguir con el plan de entrenamiento.

Tras repasar este listado de errores más comunes que cometemos cuando queremos perder peso y hacemos deporte, te animamos a realizar cada entrenamiento con ganas y dar lo mejor de ti para empezar a notar los resultados lo antes posible. ¡Tú puedes!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.