Préstamos personales
Interesante

Préstamos personales: ¿una buena opción para reforzar nuestra situación económica?

Se viven tiempos difíciles en el país y el paro económico ha recortado los ingresos de muchas familias. Para quienes dependen de cobrar un salario a fin de mes para mantenerse a flote, el paro ha infringido un duro golpe a sus finanzas personales. La emergencia sanitaria no ha contribuido a consolidar los bolsillos de cientos de miles de españoles que ya pasaban por un momento financiero delicado antes de comienzo de la pandemia y las medidas restrictivas en 2020.

Una recuperación económica que se hace esperar y ayudas del gobierno que no llegan a quienes más lo necesitan, o que no lo hacen en un tiempo razonable, han hecho crecer el interés de la sociedad por una alternativa de financiación a la oferta tradicional de préstamos bancarios. Los préstamos personales ofrecidos por compañías financieras online son algunas de las alternativas más atractivas en este momento.

No obstante, muchas personas tienen aún dudas con respecto al funcionamiento de estos préstamos, sobre las condiciones que se requieren para su solicitud y el peso que las cuotas mensuales podrían tener en su economía personal. La información es la mejor forma de resolver las dudas, por lo que un repaso de las características principales de los préstamos personales online, de sus ventajas y desventajas, podrían ser de mucha ayuda para la gran cantidad de consumidores indecisos.

Préstamos personales online: cómo pedirlos

El proceso de solicitud de los préstamos personales online se ha simplificado tanto recientemente que se ha llegado al punto de no necesitar más de unos pocos minutos. Las empresas que brindan este servicio ponen a disposición de los clientes un formulario web para completar con algunos datos personales y las características deseadas del préstamo, es decir, la cantidad y el plazo de pago.

Una vez recibidos los documentos necesarios, las compañías suelen aprobar el préstamo en pocas horas, transfiriendo también el dinero de forma inmediata. Este proceso difiere mucho de los largos y tediosos procesos en sucursales bancarias. Además, según la entidad, permite evitar una exhaustiva verificación crediticia, que suele dejar fuera a personas con antecedentes de deuda en el pago de créditos.

De hecho, muchos sitios suelen promocionar sus productos indicando expresamente que aceptan a deudores registrados en ASNEF, es decir, en los registros de morosos, junto con promociones adicionales como una tasa de interés más baja y unas comisiones menores para nuevos clientes. Todo esto puede encontrarse en sitios especializados de comparación de ofertas de crédito, que ayudan a evitar al consumidor el tedioso proceso de selección, filtrado y evaluación de las opciones.

Ventajas y desventajas de un préstamo personal

El punto fuerte de los préstamos personales online es que el cliente tiene la flexibilidad de elegir la cantidad a solicitar y un plazo de pago acorde con sus recursos disponibles. De esta manera, según la tasa de interés ofrecida por la compañía en cuestión, las familias podrán tener una idea clara del valor de la cuota mensual a pagar durante la devolución del dinero. Se trata de un gasto adicional que puede ser planificado en el medio plazo, evitando sorpresas y problemas a la hora de devolver el dinero.

Otra ventaja importante es que no se requieren garantías especiales ni mucho papeleo para pedir un préstamo personal. Después de comparar las opciones disponibles, elegir la más conveniente y completar el formulario online, el dinero se deposita en la cuenta bancaria del cliente en pocas horas y queda libre para ser utilizado del modo que el consumidor considere.

La cara negativa de los préstamos personales online es su alta tasa de interés. Puesto que se otorgan prácticamente sin condiciones y a plazos relativamente flexibles, estos instrumentos compensan el riesgo de mora con un coste de financiación más alto que el ofrecido por los bancos tradicionales. Si bien los préstamos son flexibles y se pueden ajustar al bolsillo de cada persona, es recomendable no pedir prestado más que lo estrictamente necesario porque, en caso contrario, el coste de las cuotas puede irse fuera de control.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.