Evolución de la nube
Tecnología

La evolución de la nube: del almacenamiento centralizado al uso del blockchain

Internet ha traído toda una revolución que se ha hecho de notar tanto en el ámbito profesional como en el particular. Las plataformas online se han convertido en el epicentro de un millón de actividades diferentes. Ahora, las personas podemos conectarnos a internet para ver películas, para descargar canciones, para leer noticias de actualidad, para compartir fotos y hasta para comprar comida. Simplemente, podemos hacer de todo en el entramado digital.

Un ecosistema de lo más grande que, con el tiempo, ha ido dando forma a lo que se conoce como la nube. Este concepto se ha acuñado en la última década como el camino a seguir tanto en lo particular como en lo profesional para liberar la carga de trabajo de los dispositivos conectados a la red, como también para ahorrar en espacio y agilizar las transferencias de datos.

Este concepto es algo con lo que el usuario doméstico está ya más que familiarizado, sobre todo aquel que suele manejar nuevas tecnologías. Lo que quizá haya pasado mucho más inadvertido a ojos de todo el mundo es la enorme evolución que ha sufrido este sector. Antes, pensar en la nube era pensar en sistemas totalmente centralizados, en plataformas como Google Drive o Dropbox, con una plataforma central en la que almacenar los archivos a compartir. Ahora, las cosas han cambiado con propuestas como el almacenamiento en la nube con Siacoin, un sistema basado en blockchain que permite un almacenamiento descentralizado en la nube y que, además, parte de la criptomoneda Siacoin.

De la centralización a la atomización, la evolución de la nube

Al igual que las tecnologías avanzan en todos los sectores, internet no podía quedarse atrás. El concepto de nube es uno muy extendido entre los cibernautas, aunque muchos todavía están descubriéndolo ahora mismo. Su propuesta es de lo más ventajosa por aspectos que ya hemos adelantado: permite llevar a cabo tareas sin sobrecargar el dispositivo utilizado, o también liberarlo de consumo en su memoria. De hecho, es algo que agiliza la transferencia de archivos sobremanera.

Pero, como todo, esa fórmula más tradicional está cambiando de una forma realmente interesante. Antes, para llevar a cabo esas funciones propias de la nube, el usuario o profesional tenía que acercarse a una plataforma online concreta. Como ejemplo está Google con sus servicios en la nube, como el editor de textos o los archivos compartidos de Drive. Todo giraba en torno a una plataforma central, es decir, estaba centralizado.

De la centralización a la atomización

Ahora, la fórmula ha ido cambiando hacia un ecosistema mucho más grande y amplio. Uno en el que cualquiera puede ofrecer esos servicios en la nube para que otros tengan lo que necesitan, y viceversa. El sistema se ha descentralizado para dar forma a un escenario mucho más amplio, grande y versátil.

Descentralizando la nube

Esa es precisamente la fórmula que defiende Siacoin con su sistema de almacenamiento en la nube. En un paso lógico y necesario dentro de este sector, lo que esta firma propone es una estructura sustentada sobre cuatro pilares diferentes: el sistema blockchain para hacer de intermediario entre las personas que quieren la contratación de espacio y quienes lo ofrecen; los clientes que pagan con la moneda virtual Siacoin para tener acceso a ese espacio; los proveedores, que son cualquier persona que se sume a este sistema; y los mineros, que se encargan de dar validez a las transacciones.

Esta fórmula difiere totalmente de la habitual en que, aquí, no hay un único nombre al que se acude para gozar de los servicios en la nube. No vas a contactar con Google o con Dropbox para que te dé ese espacio, ni son sus servidores los que se encargan. Son otras personas las que se encargan de ofrecerlo, lo que le da un potencial prácticamente ilimitado de posibilidades. Y lo que es mejor, garantizando el anonimato completo de todas las partes implicadas.

Un sistema de lo más revolucionario que trae un cambio a un sector totalmente reciente y prometedor. Su fórmula solo busca ampliar lo ya existente aprovechando un planteamiento que ya existe, pero que nunca se ha trasladado al sector de los servicios en la nube. Una que ha logrado tomar la esencia del mercado de las criptomonedas para funcionar y avanzar.

¿Son necesarias las criptomonedas en este cambio?

Para el caso de Siacoin, son fundamentales. Es precisamente la crypto Siacioin la que se utiliza dentro de este entramado de servicios de almacenamiento en la nube. Sin embargo, es de esperar que más adelante otras firmas adopten un modelo similar y, por tanto, sea necesario empezar a mirar cómo comprar bitcoins y otras criptomonedas.

Lo bueno de la situación actual es que, gracias a las casas de cambio que hay en portales como comprarbitcoins.org, tienes la posibilidad de cambiar tu saldo virtual en crypto por las Siacoin necesarias para disfrutar de este sistema. Siempre y cuando quieras participar en él, sea para ofrecer tu servidor propio como alojamiento para datos de otros o al revés.

Todo esto está llevando a un entorno totalmente descentralizado y fácilmente ampliable. Un terreno en el que todo el mundo puede aportar su granito de arena para hacer de internet un lugar todavía más útil y repleto de comodidades. Las nuevas tecnologías son imparables y siempre tienen una nueva manera de renovarse por completo. La nube, que lleva entre nosotros tan poco tiempo, acaba de demostrarlo gracias al planteamiento que hemos visto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.