B4312 front dicht vol
Interesante

Las calidades de los vinos se reflejan en las de sus vinotecas

Los amantes de los buenos vinos necesitan cuidar sus mejores botellas y añadas. Si es posible, cerca de ellos y para controlar los estados de conservación y hasta la forma en la que llegan a la mesa y a los paladares. En esa línea, una de las herramientas más apreciadas por los que disfrutan con los mejores vinos es la vinoteca. Aparadores y vitrinas en las que se pueden mantener las calidades y las cualidades de los caldos y disfrutar del trabajo dedicado de conservación.

Estos mantenedores especiales son medios de conservación que, para los conocedores de los buenos vinos, no entran en el capítulo de los gastos, sino que son una inversión. Ningún refrigerador puede superar el rendimiento eficiente y flexible de una nevera vinos especializada, porque ninguna nevera corriente podrá ser nunca una buena vinoteca. Porque el mantenimiento de la temperatura no lo es todo en la conservación de los vinos. Las vinotecas mantienen las temperaturas de los vinos, pero también reducen las agitaciones de los caldos mientras reposan y establecen rangos óptimos de humedad.

Control de temperatura y de humedad

Una buena vinoteca mantiene los vinos a entre 12 y 15 grados centígrados y, algo más, reducen paulatinamente la temperatura interior para favorecer la aclimatación de los caldos. Porque los cambios bruscos de temperatura afectan seriamente al envejecimiento de los vinos. Por otro lado, el nivel de humedad interior óptimo en un conservador especializado ha de ser del 55% para que los tapones de corcho no se sequen. Para que no se altere el sabor del vino.

B4312 front open vol

Anulación de las vibraciones

Las vibraciones habituales en el funcionamiento de los refrigeradores pueden alterar las reacciones químicas de los vinos. Cambios en la evolución química natural de los vinos almacenados que afectan al sabor que pueden echar a perder los caldos. Por otro lado, las rejillas que forman parte de los estantes de las neveras corrientes amplifican aún más los efectos de las vibraciones y el de las agitaciones indeseadas. Y, en el punto de contacto entre varillas frías y botellas, es frecuente que se produzcan diferencias de temperaturas que desequilibren esa química en proceso. En cambio, las neveras solo para vinos cuentan con compresores de ciclo lento con amortiguadores de goma que están ubicados fuera de la estructura que acoge las botellas. Los estantes de madera de una nevera vinos reducen la transmisión de cualquier vibración.

Puertas con tratamientos UV

Los rayos ultravioletas que están presentes en la luz natural y en la de los fluorescentes de las luminarias comunes en interiores son dañinos para los vinos. Por esa razón, los diseños de los mejores mantenedores de vinos incluyen puertas de cristal con niveles de acristalamiento que ofrecen superficies tratadas para impedir el paso de los rayos ultravioletas. Las calidades de los vinos se reflejan en las de sus vinotecas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.