Españoles e Internet relación poco saludable
Interesante

Españoles e Internet: una relación poco “saludable”

Cada vez más españoles recurren al autodiagnóstico en busca de consejo médico, pero también de terapias en línea. La salud es, sin duda, una de las principales preocupaciones de los españoles, los que buscan información sobre síntomas y enfermedades en Internet son el 41 por ciento y los españoles se preocupan por su salud una media de 2,1 veces a la semana según un estudio de Lenstore.

En esta tendencia sólo nos superan los turcos e indonesios (42 y 48% respectivamente). Esto no es todo, en comparación con la media de los países analizados, los españoles son los más propensos a leer en foros y medios sociales las experiencias de otras personas con los mismos síntomas, enfermedades o trastornos.

Pero, ¿qué tan peligroso es hacerlo y qué peligros se corren con el autodiagnóstico en línea?

Estados de hipocondría y/o pánico

A menudo, las enfermedades menores comparten los síntomas con enfermedades mucho más graves. El miedo a ser afectado, después de sólo consultar la web, puede desencadenar depresión, ataques de pánico y trastornos obsesivos.

Grave retraso en el diagnóstico de las enfermedades en curso

Una lectura errónea de los síntomas o un consejo equivocado de otros usuarios de Internet, o peor aún, confiar en los numerosos curanderos en línea, puede hacer perder un tiempo valioso en la detección y el tratamiento de incluso enfermedades graves.

peligros del autodiagnóstico en línea

Pérdidas económicas

Quienes dependen del autodiagnóstico en línea suelen someterse a exámenes clínicos muy costosos, si se realizan en privado. Además, las “curas naturales”, que se proponen con frecuencia, son muy costosas y requieren largos períodos de empleo, con resultados que no se han comprobado. Difundir falsas creencias o noticias falsas, que pueden propagar temores innecesarios o pánico real entre los usuarios de Internet.

Un excelente servicio que puede ayudar a igualar los daños del autodiagnóstico en línea son los grandes portales que no sólo proporcionan información sobre las patologías, sino que también indican con gran precisión los nombres de los médicos y especialistas de la zona y proporcionan contactos permitiendo concertar una cita y reunirse con el especialista para diagnosticar, sobre la base de visitas presenciales y análisis específicos, las patologías en curso.

Las cosas más buscadas en Internet

Desde simples infecciones pediátricas hasta patologías oncológicas, el Dr. Google es ahora capaz de ofrecer información y soluciones, a veces extrañas, a cualquier problema médico.

Incluso se acostumbra, en portales de dudosa fiabilidad, a empujar al usuario a realizar una prueba de elección múltiple para describir los síntomas que padece y, en consecuencia, recibir un diagnóstico a menudo vinculado a enfermedades graves que de ninguna manera, salvo mediante una cita con un médico, pueden ser diagnosticadas y tratadas. 

Los problemas psicológicos se encuentran entre los más investigados en línea.

A menudo por vergüenza o porque no está acostumbrado a considerar tales trastornos como patologías reales, el usuario tiende a consultar la web en busca de soluciones y consejos fáciles para salir de molestias como fobias, ataques de pánico, disturbios de la alimentación y depresión. En estos casos, las opiniones se buscan en línea en los foros de la industria o, peor aún, en las redes sociales: los lugares en los que las personas que no tienen ningún conocimiento médico y suelen recomendar medicamentos o soluciones probadas por primos fantasmas, amigos y conocidos lejanos son los que hablan.

La ansiedad, la depresión, los trastornos de la alimentación y cualquier otro malestar psicológico, deben ser abordados sin demora por médicos especializados autorizados a prescribir terapias y medicamentos específicos. El riesgo de empeoramiento es tanto más frecuente cuanto mayor es la distancia en el tiempo entre la aparición de los primeros síntomas y la consulta médica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.