Hosting
Marketing

Diferencia entre hosting compartido y dedicado

Cuando estás en la fase inicial de tu proyecto y quieres lanzarlo a la web, es muy común que te hagas la pregunta de qué tipo de hosting necesitas. Se hace vital contar con una buena asesoría en este mundo de los servidores web. Tener un buen proyecto web es primordial para poder llegar a una gran cantidad de personas. Por ello, es importante donde vas a albergar toda la información que consideres necesaria para ofrecer a tus visitantes.

A partir de aspectos como el tamaño de tu empresa y número de visitas que pueda tener, se puede determinar el tipo de alojamiento web que necesitas. Aquí te indicaremos las diferencias entre hosting compartido y hosting dedicado para que identifiques cual se adapta mejor a tus necesidades.

Tu información en un hosting compartido o dedicado

Hosting, o alojamiento web, es un servicio que provee un “lugar” en el enorme universo de internet, donde se almacena páginas web, datos, información, archivos y todo tipo de contenido al que se pueda acceder desde la web.

Hosting Compartido o Dedicado

Para poder distinguir el que mejor se ajusta a las necesidades de tus proyectos en la web, debes hacerte una serie de preguntas para hacer la elección. Mientras menos dudas tengas al contratar un servicio de hosting, será mejor para tomar una decisión acertada y sacarle el mejor provecho a tu idea en internet.

Hosting compartido

Un hosting compartido está caracterizado por tener distintas subdivisiones y albergar las páginas web e información de varias cuentas de usuarios (clientes), generalmente separadas, o bien, independientes, pero que disponen de todos los recursos de un mismo servidor con capacidad para alojar cientos de webs a la misma vez.

Estar en un hosting compartido significa tener un espacio reservado junto con muchos otros clientes dentro del servidor, en el cual se le asigna a cada “parcela” una cantidad determinada de espacio, es decir: una cantidad reducida de base de datos, memoria, espacio en disco, páginas web y cuentas de correo, entre otros elementos de manera limitada.

Hosting Compartido

En otras palabras y de manera sencilla, un hosting compartido podría ser un edificio, cuyos apartamentos son los espacios en el servidor que cada usuario contrata. Todos los que allí se alojan, comparten el mismo espacio y los recursos del edificio. Visto de otra forma, el servidor podría ser un apartamento que es alquilado por varias personas, quienes comparten todo el lugar y elementos que aporta, como el baño, la cocina, los jardines y los servicios. Por ende, disponen de una libertad de acción reducida, así como recursos y espacio limitados.

Ventajas del hosting compartido

  • Es una opción económica.
  • Es ideal para principiantes y pequeños eCommerce.
  • Excelente alternativa para Pymes y emprendedores.
  • Máxima seguridad en el espacio del que se dispone en el servidor.
  • Se puede ampliar fácilmente la capacidad de alojamiento.

Hosting dedicado

Un hosting o servidor dedicado aloja pocas o solo una cuenta de usuario, generalmente sitios corporativos, que poseen alta cantidad de elementos a alojar, como redes intranet, aplicaciones, páginas web; por lo que todos los recursos se dedican a garantizar el mejor rendimiento del servicio.

Tener un servidor exclusivo es ideal para los usuarios que deban hacer configuraciones a su manera particular para satisfacer los requerimientos de su empresa, así como desarrollar aplicaciones en determinado lenguaje de programación, o ir diseñando el proyecto en un ambiente de prueba para lanzarlo a la web cuando ya esté listo; acciones que no se pueden realizar cuando se está en un hosting compartido.

Hosting Dedicado

A diferencia del papel del usuario del hosting compartido, en un servidor dedicado, el usuario debe tener una experiencia en el manejo del alojamientos web, pues en este caso el usuario tiene acceso a todos los recursos,  es el administrador y controlador de todo, así como el responsable de la seguridad del alojamiento y el que determina la cantidad de cuentas y los límites que se gestionen en ese servidor. En resumen, con un hosting dedicado se tiene un amplio rango de acción y manejo del servicio.

Ventajas del hosting dedicado

  • Capacidad para alojar mayor cantidad de páginas web.
  • Mayor autonomía en el manejo de un sitio web.
  • Todos los recursos están a disposición de un único usuario.
  • El usuario es el administrador de los recursos.
  • Ofrece un ancho de banda exclusivo para el cliente que contrate el servicio.
  • Tiene su propia dirección IP.

Lo que debes tener en cuenta antes de contratar un servicio de hosting

Antes de elegir contratar un hosting compartido o dedicado, debes tener en cuenta algunos factores, como la reputación del proveedor que te hayan recomendado, su posición en el mercado, que es altamente competitivo, cómo se proyecta  en cuanto a mejorar los planes que comúnmente se comercializan, entre otros. Es fundamental analizar estos aspectos, incluso más que los asuntos económicos.

Hosting Web

De igual forma, debes responderte una cantidad de preguntas que te permitirán determinar cuál es la mejor opción entre el hosting compartido o dedicado, como cuantos y que tipo de proyectos web vas a alojar en el hosting, que trafico estimas que tendrá tu página, si vas a desarrollar aplicaciones o un software específico, capacidad de memoria para cubrir tus necesidades, si necesitas una IP exclusiva o una seguridad especial para tu sitio, además de que presupuesto tienes y en que opción puedes invertir, o cualquier pregunta que se te ocurra.

Consejos para contratar un hosting compartido o dedicado

  • Toma la decisión según tu nivel de experiencia manejando páginas web.
  • Ajústate a tu presupuesto, sobre todo a tus necesidades.
  • Elige el que cubra tus expectativas y necesidades.
  • Compra de acuerdo a tu nivel de experiencia y al tráfico que esperas tener.

Realmente no es que uno sea mejor que el otro, lo que sí debes tener en cuenta son las cualidades de cada uno y de qué manera se ajustan a la necesidad de tu proyecto, tu capacidad, tu presupuesto o los objetivos que quieres lograr. Incluso, puedes contratar hosting compartido en una fase inicial del proyecto y pasar a hosting dedicado cuando ya esté consolidado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.