Mascota
Animales

¿Sabes el daño que los parásitos pueden hacer a tu mascota?

Una mascota requiere cuidados y revisiones a lo largo del tiempo, los animales pueden sufrir también enfermedades e infecciones, por lo que resulta muy importante llevar un control a corto plazo. Todos los veterinarios recomiendan hacer una visita de rutina cada cierto tiempo, sobre todo para controlar parásitos, los parásitos pueden provocar problemas graves como vómitos, diarrea, infecciones complejas, cansancio…

¿Cuáles son los parásitos externo más comunes?

Los parásitos externos son los más recurrentes y comunes, suelen adherirse primero al pelo y luego a la piel, pudiendo causar serios problemas a la mascota. Entre los más destacados se pueden señalar:

Garrapatas

La garrapata es uno de los parásitos externos más comunes y que puede llegar a ser realmente peligroso. Hay una gran variedad y pueden pasar de animales a humanos. Este tipo de parásitos suelen ser muy comunes durante los meses que van desde mayo a octubre, pero también pueden picar en invierno. En los animales suele presentarse en las orejas, patas e incluso en los genitales. Habitualmente las picaduras no se detectan rápidamente, a veces la zona aparece roja o se presenta un picor suave. Entre los principales síntomas destacan: fiebre, malestar general… Si una garrapata lleva demasiado tiempo en el huésped es probable que se desarrollen enfermedades como Lyme, fiebre, entre otras…

¿Cómo hacerles frente?

Para llevar un control exhausto es importante que la mascota tenga un tratamiento. Por ejemplo, pipetas para perros, estas ayudan a combatir las garrapatas con facilidad y a ponerles fin. Habitualmente se suele usar un antiparasitario externo que permite proteger de forma eficaz al perro contra las garrapatas. El tratamiento es eficaz durante 4 semanas, manteniendo al animal protegido. En caso de que la garrapata llegue a picar, suelen morir o si se quedan enganchados se pueden retirar con facilidad, pero siempre siendo muy cuidadosos.

Pulgas

Las pulgas son otro de los parásitos externos que más afectan a los animales domésticos. Pueden provocan un malestar grave en el animal desde picor intenso hasta irritación sino se trata puede derivar en un caso de alergia grave e incluso provocar problemas en la dermis a largo plazo.

¿Cómo hacerles frente?

Las pulgas son otro de los parásitos que se pueden tratar con facilidad y de forma mensual. Por ejemplo, en el caso de los perros con un antiparasitario para perros. Es muy importante hacer uso de productos concretos que vayan destinados específicamente para ellos para no causar ningún tipo de reacción negativa o alergia. Resulta esencial controlar las pulgas porque estas se reproducen con facilidad y pueden saltar del animal al entorno. Una vez que ocurre esto son difíciles de detectar porque se esconden bien, sobre todo en alfombras o cualquier grieta que haya en el suelo.

Antes de aplicar algún tratamiento se recomienda contactar con el veterinario, por si existen dudas o si es la primera vez que se aplica un antiparásitos. También será recomendable ver cuál es el tipo antiparásito que le va mejor, si por pipeta o por collar. Hay muchos animales que acaban mordiendo el collar, por lo que deben recurrir a la pipeta para evitar problemas de intoxicación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.