Tarta de queso con mermelada de arándanos
Nutrición

Receta de tarta de queso con mermelada de arándanos 0% de Helios

Existen una variedad infinita de recetas de tartas que podemos realizar cuando tenemos un antojo de dulce durante el verano. Sin embargo, no todas las recetas resultan tan deliciosas y fáciles de hacer como aquellas en las que podemos incluir la gama de mermeladas 0% de Helios (sin azúcares añadidos) como ingrediente protagonista.

Si eres una persona preocupada por su salud y atenta a la calidad de los ingredientes que incluye en su dieta, utilizar mermelada 0% de arándanos puede ser un gran acierto. En la cocina debemos ser exigentes y esta mermelada tiene dos cualidades especiales, es libre de gluten y ha sido elaborada utilizando arándanos de cultivo local en campos de Andalucía y Asturias.

Esta combinación de características ofrecida por la mermelada Helios contribuye a la creación de recetas de sabor excepcional, además de apoyar una alimentación más saludable siendo más baja en azúcares. No te preocupes, porque tampoco necesitarás ser un chef galardonado para completar esta deliciosa receta.

Tarta de queso con mermelada de arándanos

La tarta de queso se ha convertido en un clásico del verano, pues requiere refrigeración y debe consumirse fría. Gracias a estas características y a su fácil preparación, la tarta de queso ha ganado popularidad durante los meses cálidos. Nuestra variación utilizando mermelada de arándanos añade un toque especial a la preparación.

Ingredientes:

  • 18-20 galletas de tipo digestive
  • 200 gr de queso crema
  • 150 ml de nata para montar 35% materia grasa
  • 80 gr de mantequilla temperatura ambiente
  • 150 gr de azúcar Glass
  • 1/2 cucharadita de sal
  • Una cucharada de extracto de vainilla
  • Mermelada de arándano 0% de Helios

Preparación:

Para la elaboración de la tarta comenzaremos triturando todas las galletas. Esto podemos hacerlo de dos formas, colocándolas en una bolsa hermética y golpeándolas con un rodillo hasta convertirlas en harina o utilizando un procesador de alimentos. Cualquiera de las formas ofrecerá resultados similares.

Con la galleta convertida en harina y colocada en un envase, procedemos a mezclar con la mantequilla y la sal. Se busca formar una masa homogénea y un tanto compacta.

Acto seguido procedemos a batir el queso cremoso/queso crema hasta conseguir suavizarlo. Cuando lo logremos, agregamos el extracto de vainilla, el azúcar Glass y mezclamos todos los ingredientes con la batidora.

En otro envase nos disponemos a montar la nata. Una vez alcance el punto ideal, integramos la mezcla anterior que hicimos con el queso, haciendo movimientos envolventes con la batidora.

Ahora preparamos vasitos de vidrio para montar las tartas. En cada vaso colocaremos como base la mezcla de galleta, luego una capa generosa de la mezcla de queso crema y encima de todo añadimos una ración de mermelada de arándanos que aportará gran sabor al conjunto.

Los vasitos con la tarta deben ir al refrigerador por espacio de 2-3 horas. Al finalizar, puedes decorar cada vaso con arándanos frescos y hojas de yerbabuena. De ahí en más solo queda disfrutar de la maravillosa tarta que has creado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.