Cereales fundamentales
Nutrición

Cereales fundamentales para una alimentación equilibrada

Cuidar de la alimentación es fundamental y los cereales son una base fundamental que integran una dieta equilibrada, ya que se encargan de proveer al organismo de múltiples vitaminas, proteínas y minerales para un desarrollo óptimo.

El gofio y el arroz son alimentos que se encuentran prácticamente en todo el mundo y son esenciales en la gastronomía de muchas culturas. En tiempos de crisis estos tipos de cereales jugaron un papel fundamental en la alimentación, ya que gracias a su bajo coste sirvieron de sustento a muchas familias, ayudando a erradicar el hambre prácticamente por completo, contribuyendo así a los medios de subsistencia.

El gofio: base principal para una alimentación sana

Durante cientos de años el gofio se ha caracterizado por ser la base principal de una alimentación equilibrada. Este producto alimenticio procedente de las Islas Canarias ha logrado introducirse en otras cocinas, como la latinoamericana por el alto valor nutricional que presenta y por su bajo precio, además de poseer todas las características propias del cereal.

Gofio canario

El gofio se caracteriza principalmente por tener un aspecto harinoso amarillento y un fuerte olor. Generalmente se elabora a partir de granos de maíz y trigo, aunque hoy en día son muchos los ingredientes que contribuyen a su elaboración, como la cebada, avena, centeno e incluso el garbanzo, permitiendo así una amplia variedad de sabores.

Entre 3 y 4 millones de kilos de gofio son producidos anualmente en las Islas Canarias, que además de la cantidad que se exporta a distintos países, como Estados Unidos, Japón, Alemania, Chile, Argentina o Paraguay. El gofio de Canarias es particular por la cantidad de proteínas que posee, además de ser rico en vitaminas y minerales. Este producto es ideal para una alimentación sana y equilibrada, ya que se encuentra libre de grasa, preservantes y colorantes.

La elaboración del gofio no requiere de un trabajo muy laborioso, por el contrario es sumamente fácil y versátil (es por ello que la mayoría de las viviendas localizadas en el campo cuentan con un espacio para la fabricación de este alimento).

El proceso sólo consiste en limpiar el grano, tostar y enfriar, para luego molturar en molinos, almacenar y finalmente realizar la empaquetación. Este producto puede ser utilizado de diferentes formas en la cocina, ya sea solo amasando con agua y un poco de sal para servir a la hora del desayuno, o como ingrediente principal en tortas, helados, albóndigas, galletas y barras energéticas. El consumo de gofio mejora la digestión y aporta mucha energía, especialmente a aquellos que realizan actividades deportivas.

Arroz: aportes nutricionales y recetas a través de un clic

El arroz es un cereal que posee alrededor de 130 a 350 calorías por cada 100 gramos de producto, lo que lo convierte en una fuente que representa la quinta parte de las calorías consumidas globalmente. Es rico en fósforo, potasio, calcio, hierro, vitaminas B, E y proteínas. Después del maíz, el arroz ha sido considerado uno de los cereales de mayor producción e importancia a escala mundial. El arroz puede encontrarse en distintos tipos de granos y puede cocinarse y combinarse de diferentes formas gracias a que su sabor es muy neutro  y suave. En blogs especializados como cocinararroz.net puede encontrarse todo tipo de información nutricional acerca de este alimento, además de una gran gama de versátiles recetas para realizar.

Arroz

Existe un promedio de diez mil tipos de arroz en el mundo, los cuales pueden diferenciarse fácilmente por su tamaño, color, aroma o tratamiento industrial. Conocer estas características son esenciales para que la preparación de un plato sea óptima, ya que cada tipo de arroz corresponde a un plato en específico. El arroz de grano corto es utilizado para la elaboración del sushi, pero para una paella el arroz de grano medio es el ideal. La gran variedad de recetas que pueden ser preparadas con este alimento no tiene fin.

El arroz es sano, ideal y adaptable a cualquier tipo de dieta, gracias a que se digiere muy fácilmente y no tiene ningún porcentaje en colesterol, sodio ni gluten, además puede ser consumido todos los días sin causar algún daño o trastorno alimentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.