Restaurar muebles
Interesante

Restaurar muebles: una alternativa genial

Al transcurrir el tiempo, los muebles sufren cambios, desgaste y deterioro, empiezan a perder su belleza única, y aunque esto ocurra no significa que hayan llegado a su fin, al contrario, es el momento perfecto para empezar a restaurar.

El proceso de restauración consiste en devolverle su apariencia y la vida útil a un mueble, incluso dejarlo en mejor funcionamiento. Este proceso se extiende por un tiempo, porque requiere de técnicas como pintura, tratamiento de la madera, acabados, así como también conocer sobre arte e historia. Con seguridad, valdrá la pena renovar muebles que parecían estar perdidos.

Para este tipo de actuaciones, existen profesionales con mucha experiencia en la materia a lo largo y ancho de todos los lugares; sin ir muy lejos, podemos encontrar un taller de restauración de muebles en Madrid que ofrece un trato personalizado inmejorable, y que nos aporta ideas con el objetivo de poder restaurar muebles de una forma eficiente, incluso por nuestra propia cuenta.

Devolverles vida a los viejos muebles

Lo primero que debe hacerse para la restauracion de muebles, es examinar y diagnosticar la estructura a restaurar, esta función la puede realizar un restaurador de este mismo taller antes mencionado, que es el especialista y que podrá concluir, después de observar su estructura, si el mueble está apto para ser restaurado. Una vez que el diagnóstico sea positivo, comenzará el proceso de restauración, en el cual se realizarán los siguientes pasos:

Mueble restaurado
  • Decapar el mueble: consiste en eliminar todas las capas de barniz o pintura que tenga el mueble sobre su superficie. Para realizar este proceso, se utiliza un decapante, que se le aplica tantas veces como sea necesario;, se deja actuar por unos minutos y se retiran con una espátula, los restos de barniz o pintura de la superficie, para dejarlo con su aspecto original. Por último se procede a secar con un paño.
  • Lijar: es uno de los procesos más importantes, de éste dependerá el éxito del acabado. Se debe lijar con mucho cuidado la superficie, con la ayuda de una lija en sentido longitudinal a la veta de la madera. Una vez terminado el proceso, se retira el exceso de polvo producido con una brocha.
  • Eliminar carcomas: se realiza a través de un tratamiento químico, el cual se aplica al mueble tanto por dentro como por fuera. Esto se realiza si la estructura está afectada por carcoma o también como medida para prevenir su aparición. Si ha sido atacado de una manera sutil, sólo con aplicar el líquido anticarcoma en los agujeros y sellarlos con cera, es suficiente.

Los último pasos para una perfecta restauración

  • Tratamiento contra las termitas: debe observarse qué parte del mueble ha sido atacada, si está muy dañada, debe sustituirse esa pieza y utilizar insecticidas para matar a las termitas. Aparte, es importante realizar una desinfección del lugar, ya que las termitas proceden del suelo.
  • Reparar desperfectos: se realiza para tapar todos los agujeros o cualquier deterioro de la superficie del mueble, ya sea con cera, pasta o empaste para madera. Una vez seca la superficie, retocar con lija.
  • Acabado: éste es el último paso, el mueble está listo para ser teñido. Se le aplican tintes que cambian el color de la madera, dependiendo del gusto de cada persona.

Algunas ventajas de restaurar un mueble

Minimizar gastos se ha convertido en algo fundamental en la vida de las personas, comprar muebles nuevos supone una inversión de más, sobre todo si existe la oportunidad de reciclar muebles que, después de restaurarlos, quedan en perfecto estado, originales y con un gasto inferior a los nuevos.

Antes se decía que restaurar un mueble era para salvarlo porque tenía un valor sentimental, hoy en día está de moda y es la mejor opción, para aquellos que quieren comprar muebles nuevos pero no tienen presupuesto para ello.

Se les puede dar un look por completo diferente, o mejorar el que ya tienen; pueden adoptar diversos estilos como el rústico o el vintage, que son la tendencia actual. También puede recurrirse a especialistas como el taller de restauración en Madrid ya comentado, o incluso se puede realizar su propia restauración de forma particular al seguir sencillos pasos explicados en tutoriales o cursos online.

Otra de las ventajas, es que al dedicarse a esta tarea de restaurar muebles, no sólo se consigue mantener la mente ocupada, sino que se puede convertir en una afición que puede generar ingresos extras. A través de la práctica realizada en sus propios muebles, podrá ir perfeccionándose hasta el punto de contar con una clientela que requiera de este tipo de servicio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.