creditos online
Interesante

Cómo conseguir un crédito cuando estás en ASNEF

Uno de los principales problemas de estar registrado en ASNEF es que muchas instituciones financieras rechazarán tu solicitud de crédito sin importar si la deuda por la que estás registrado es de 10 o 10.000 €.

Muchas personas piensas que no les afecta, porque nunca piden créditos, pero cuando van a comprar un electrodoméstico, un sofá o cualquier otra cosa con un precio relativamente alto, se dan cuenta de que esas ventajosas condiciones de financiación que ofrece la propia empresa que les va a vender el producto, son en efecto, un crédito y, por estar en ASNEF no pueden optar a él.

Cuando esto ocurre, poco se puede hacer respecto a quien deniega el préstamo, así que la solución es simplemente buscar la financiación en otro lugar. En Matchbanker encontrarás créditos con ASNEF ofrecidos por una gran cantidad de empresas de préstamo. La web compara automáticamente una gran cantidad de opciones, y te muestra la mejor.

Pero aunque haya empresas dispuestas a prestar dinero a personas registradas en ASNEF, hay algunos requisitos mínimos que hay que cumplir. Los más comunes son ser residente en España disponer de una cuenta bancaria a tu nombre y tener ingresos regulares, aunque en muchos casos no hace falta que sean de una nómina, puede ser la prestación por desempleo o una pensión, y basta que puedas demostrar que los tienes. Suele ser habitual que te pidan un teléfono móvil que esté operativo y registrado a tu nombre.

prestamos estando en asnef

A partir de ahí, suele haber pocas objeciones, aunque si detectan que hay demasiado riesgo de que incurras en un impago pueden rechazarte. Pero como el proceso de solicitud es gratuito, si necesitas el dinero bien vale la pena intentarlo.

Para ello simplemente deberás elegir el prestamista que más adecuado te parezca y hacer una solicitud de crédito. Con tu solicitud, ellos estudiarán tus datos y te enviarán una propuesta o te dirán que no te conceden el préstamo. Hasta este momento, todo es gratis e incluso si ellos aceptan darte el crédito, todavía podrás echarte para atrás y no contratar.

Hasta que tú no les envías la aceptación del contrato, no generarás ninguna obligación. Habitualmente, esta aceptación se hace mediante un código o un link que envían a tu teléfono móvil. Lo hacen así, para tratar de evitar que una persona que no seas tú, pida un crédito en tu nombre.

Como en cualquier compra, como consumidor tienes derecho a desistir del contrato durante los primeros 14 días del mismo. Ahora bien, tendrás que pagar los intereses de los días que hayas tenido el dinero. Lo que no tendrás que pagar es la comisión por pago anticipado si la hubiera.

Algunas cosas que debes comprobar en las condiciones del contrato son:

  1. Tarifas por prorrogar el plazo de pago
  2. Comisión por impago o pago atrasado
  3. Intereses en el caso de que no pagues a tiempo
  4. Interés del préstamo en general y condiciones normales

Verás que los contratos de estos productos son bastante claros y no suelen generar ninguna duda, pero si la tuvieras, antes de contratar tu préstamo contacta con el servicio de atención al cliente y pregúntales. Si lo haces, mejor por correo electrónico, para que tengas una prueba escrita de la respuesta que te dieron en el improbable caso de que surjan problemas. Decimos que es improbable porque el sector de préstamos al consumo es uno de los más regulados y las empresas están obligadas a ser muy transparentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.