Empresa familiar
Interesante

Ideas para ahorrar en una empresa familiar pequeña

Cuando se decide comenzar un negocio familiar se hace notorio que la realidad financiera de las empresas familiares difiere un poco de las expectativas iniciales. Los propietarios de empresas pequeñas suelen gastar anualmente mayor cantidad de dinero de la proyectada y existen altas probabilidades de que los ingresos no sean los esperados durante los primeros meses.

Las pequeñas empresas familiares necesitan ser cautelosas con el dinero, ya que esto puede llegar a ser determinante para su subsistencia. En este sentido, resulta bastante conveniente aprender a planificar el ahorro, lo cual incluye realizar una lista completa de los gastos fijos indispensables que nos permita detectar aquellos gastos que se pueden evitar.

6 ideas y consejos para ahorrar dinero en una pequeña empresa familiar

Ciertamente, lo mejor que puedes hacer si eres un pequeño empresario es vigilar de cerca todos tus gastos, prestando atención a aquellas prácticas diarias que pueden evitarse. A continuación, mostramos una lista con algunos ejemplos que podrían serte de utilidad en este caso.

No evites la planificación financiera

El primer paso para alcanzar los objetivos económicos deseados es la planificación. Aunque esto podría parecer algo obvio, muchos empresarios novatos consideran innecesaria la planificación y prefieren experimentar y dejarse guiar por el instinto. No obstante, la creación de un plan es necesario para proyectar los objetivos y hacer acopio de los recursos necesarios para alcanzarlos.

Minimiza los gastos e incrementa los ingresos

Otro punto obvio, pero igualmente ignorado, es la reducción de gastos. Para garantizar la sostenibilidad a largo plazo, es necesario que los ingresos superen los gastos, lo cual se puede lograr reduciendo estos últimos. Acciones como invertir en una caja de herramientas de calidad para realizar pequeñas reparaciones en el negocio o prescindir del servicio de limpieza, podría ser de gran ayuda.

No mezcles tus gastos personales con los del negocio

Uno de los errores más comunes en empresas familiares es la mezcla entre los gastos personales y los del negocio. Al romper estos límites, es bastante sencillo ocasionar un desbalance financiero en la empresa e, incluso, reducir el capital de trabajo. Del mismo modo, tampoco puedes afectar a tu economía familiar para cubrir necesidades de la empresa.

Negocia con diferentes proveedores

Cuando tienes diferentes proveedores que ofrecen productos o materias primas de primera calidad, tienes la oportunidad de negociar con varios y preferir trabajar con el que pueda garantizarte un mejor precio, facilidades de pago o algún otro beneficio que pueda impactar de forma positiva las finanzas de la empresa.

Saca provecho de herramientas gratuitas

No es necesario invertir grandes cantidades de dinero en la implementación de software especializado si tienes la posibilidad de acceder a herramientas gratuitas para la gestión del negocio. Considera esto antes de contratar cualquier servicio o realizar compras que realmente no son una prioridad en el momento.

Mantente al día con tus obligaciones fiscales

Las leyes y normativas fiscales en nuestro país pueden ser un tanto complejas, además de cambiar con frecuencia. Es necesario mantenerse al tanto de estos cambios y cumplir cabalmente con las obligaciones fiscales, lo cual ayudará a que la empresa familiar pueda evitar sanciones, multas e incluso obtener ventajas del sistema y ahorrar un poco en determinados casos.

Conclusión

Como puedes apreciar, hay varias formas de controlar los gastos y ahorrar un poco de dinero en una pequeña empresa familiar. La clave está en una vigilancia activa de los costes y en reducir todo lo posible aquellas acciones que suponen un gasto que pueda ser fácilmente eliminado. Ahora solo queda poner en práctica estos consejos para ser más eficiente en tu empresa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.