aventura descender rio sella
Turismo

La inolvidable aventura de descender por el río Sella

El río Sella ofrece naturaleza, deporte, aventura y un regalo para la vista con sus paisajes inolvidables a lo largo de su descenso. Es un río salmonero que se encuentra en Asturias, aunque su nacimiento se produce en León.

El Sella es uno de los ríos más limpios de España, y a su paso hacia el Mar Cantábrico, donde desemboca, atraviesa los Picos de Europa. Esta parte del río pasa a través de una hendidura en los picos, llamada Desfiladero de los Beyos, una parte alta que sólo es navegable por expertos piragüistas.

Todos pueden descender por el río Sella

Siguiendo su curso, se encuentra una parte más baja del río, con aguas más tranquilas, desde Cangas de Onís, pasando por Arriondas hasta Ribadesella. Allí, desde hace muchísimos años, se desarrolla una gran actividad deportiva. El Descenso Internacional del Sella en piraguas.

Descenso Internacional del Sella

Cada primer sábado de agosto, desde 1951, se viene realizando esta competencia de piraguas recorriendo los 15 kilómetros desde Arriondas. En realidad, se llevó a cabo por primera vez en 1931, pero hasta 20 años después no se le dio el título de interés turístico internacional.

El descenso del Sella o la bajada del Sella desde Arriondas es una diversión para disfrutar en familia o con amigos, aunque también es muy recomendable para hacerlo solo.

Disfrutar de una aventura inolvidable

En Arriondas hay empresas que se encargan de que al visitante no les falte nada, ya que proveen el servicio de alquiler de piraguas de última generación, que tienen un sistema antivuelco, para una dos o tres plazas. La oferta para descender también incluye la posibilidad de descender en kayak o canoa.

Además ofrecen todo el material complementario para una excursión que permite el contacto con la naturaleza. Proporcionan salvavidas para toda la familia, incluyendo los caninos, si los hay. Un bidón hermético para la comida y los elementos que no deben mojarse, y una clase preliminar sobre piragüismo en la que se enseña a utilizar el remo y el manejo de la piragua. Es espectacular.

Algunos detalles del recorrido

El descenso por este río es una aventura para no perderse. Con un inmenso legado de naturaleza viva alrededor, y la posibilidad de poder bañarse en el río, que tiene aguas cristalinas. Un recorrido que se puede hacer al ritmo que se prefiera.

descenso rio sella

Los niños pueden formar parte de la aventura desde los cinco años, y hasta se puede viajar con el perro, que es un integrante más de la familia, para que también forme parte de un día especial. Los pequeños de la familia son los que más disfrutan de esta increíble aventura deportiva. Las empresas ofrecen durante todo el año promociones y precios especiales. Por supuesto, que las mascotas pueden viajar totalmente gratis.  

Arriondas es uno de los lugares más poblados del este de Asturias, que junto Cangas de Onís brinda acceso al Parque Nacional de los Picos de Europa por el noroeste. Esta ciudad se emplaza en la confluencia del río Sella y el Piloña. Atravesando el río, esta localidad tiene dos puentes, y cerca del más antiguo de los dos se encuentra la bajada para lanzarse con piragua a las aguas del río.  

Partiendo desde Arriondas puede tomar de dos a cinco horas llegar a Ribadesella, siempre incluyendo algunas paradas, dependiendo de la energía que se le ponga al remo. Durante la bajada, se encuentran numerosas playas donde tomar un refrigerio, comer o recostarse un tiempo al sol. Es un lugar de ensueño,  perfecto para olvidar el estrés y la ansiedad de los días de trabajo, disfrutando de un paisaje que recuerda al paraíso.

Si las fuerzas comienzan a fallar, no es necesario completar el circuito, ya que las empresas tienen a mitad del recorrido un punto de encuentro para recoger a quienes no desean completar la travesía, en Toraño. También hay un segundo lugar de encuentro en Fríes y un tercero en Llovio.

Al final del recorrido, un vehículo de estas empresas pasará a recoger a todos los visitantes para llevarlos al punto de partida. Es de imaginar que en reiteradas ocasiones se desee volver a repetir el descenso del Sella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.