Saltar la Cuerda
Deporte

Saltar la cuerda para recuperar la forma y sus beneficios

Saltar la cuerda es el ejercicio perfecto para mejorar tu cuerpo. Hablamos de una actividad física que estimula muchos grupos musculares y es excelente para la circulación sanguínea. Saltar la cuerda permite tonificarse lo suficientemente rápido sin aumentar tu volumen muscular. Es excelente para aquellas personas con piernas gruesas que desean reafirmar los glúteos.

¿Tienes miedo de encontrar esta actividad monótona? ¡Puedes saltar la cuerda frente el televisor viendo tus series favoritas! Si es para ti, llegará a convertirse en un hábito diario, ¡como cepillarse los dientes! Entrénate todos los días y verás unos resultados sorprendentes.

Beneficios de saltar la cuerda

Saltar la cuerda es una excelente manera de perder peso tonificando el cuerpo. Un estudio reciente (realizado por Weight Watchers) coloca la cuerda en la primera posición en el ranking de deportes capaces de quemar calorías en un mínimo espacio de tiempo. ¿Recuerdas que el legendario Rocky Balboa debe que saltar la cuerda todos los días? Los boxeadores usan esta práctica de entrenamiento para volver a las categorías de peso. 15 minutos de saltar la cuerda al día queman 200 calorías.

Hacer Deporte Saltando la Cuerda

Al saltar la cuerda, las venas son masajeadas por los músculos ejercitados y esto ayuda a mejorar la circulación sanguínea. Incluso aquellas personas con problemas de varices pueden usar la cuerda para mejorar la circulación y retorno venoso. Aumenta tu resistencia, tu equilibrio, tu corazón, tu aparato respiratorio y tonifica tu espalda y abdomen.

Saltar la cuerda: consejos antes de comenzar

  • ¿Estás motivado para comenzar saltar la cuerda? trata de hacerlo sin exceder tu nivel de cansancio para progresar inteligentemente.
  • Antes de comenzar ponte en la postura correcta. La técnica correcta consiste en saltar con el vientre hacia adentro, contrayendo el cinturón abdominal. La pelvis y la espalda deben permanecer quietas. Y debes mantener la espalda recta.
  • Consejos para principiantes ¿nunca saltaste? Si te sientes inseguro, te sugerimos que comiences sin una cuerda, y cuando sientas que puedes controlar el movimiento, toma la cuerda y comienza a saltar dos veces en rotación. Después de unos días, estará listo para realizar las repeticiones de forma continua.
  • ¡La cuerda es tu entrenador!¿Conoces tus límites? Bien, porque es importante encontrar tu propio ritmo. En esto, la cuerda te echará una mano. Si te tropiezas 6 veces en 2 minutos significa que necesitas mejorar porque lo estás haciendo demasiado alto o estas moviendo mal la pelvis.
  • Si eres chica, es importante usar un buen sostén que brinde el apoyo adecuado para evitar molestias después de saltar a la cuerda.
  • Descalzo o con zapatillas de deporte. Para empezar, es esencial tener un buen par de zapatillas para amortiguar los golpes y proteger la columna.
  • Contraindicaciones: si sufres de hernias discales, tienes problemas de rodilla o sufres de tendinitis, saltar la cuerda no es para ti. Tampoco para aquellas personas que sufren de problemas cardíacos o hipertensión.

También te puede interesar nuestro artículo de consejos para hacer deporte en primavera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.