transformación digital en España
Tecnología

La transformación digital en España, la asignatura pendiente de muchas empresas

En pleno siglo XXI las empresas se enfrentan a desafíos permanentes para no quedarse atrás y evitar convertirse en empresas atrofiadas y en las que la tecnología ni está ni se la espera. El salto al mundo online en los últimos años ha propiciado que muchas empresas, tanto grandes como pequeñas, hayan dado un salto cualitativo y cuantitativo en su estructura y en sus modelos de negocio.

A pesar de ello, las empresas españolas se encuentran en el vagón de cola a nivel europeo en asuntos tan importantes como la digitalización o el ecommerce. Es por ello por lo que en los próximos años serán necesarios esfuerzos de gran envergadura para poder escalar y avanzar en aquello que denominamos la “Transformación Digital“.

Pero, ¿qué es la transformación digital?

La transformación digital se puede definir como la adaptación de las organizaciones empresariales de todos los sectores económicos al efecto disruptivo que supone la digitalización, la conexión permanente, el consumidor digital y en definitiva, las nuevas condiciones de la economía digital. Según estimaciones recientes, se espera que para el año 2025 la transformación digital podría suponer un incremento de hasta 120.000 millones de euros. En StartGo Connection, tal y como afirma Oscar Aguilera Gavilan, están ayudando a decenas de empresas en este proceso tan importante para su supervivencia futura. Y es que la transformación digital necesita de profesionales cualificados y conocedores de la situación del panorama digital y su implementación en las empresas.

Datos de la transformación digital en España

Según los últimos datos obtenidos de diferentes estudios y paneles de investigación sobre la transformación digital en nuestro país, todas las empresas españolas tienen a día de hoy acceso a Internet y tres cuartas partes cuentan ya con su propia página web. Esto es un paso muy positivo que el empresariado español ha realizado en los últimos años, pero para nada debe ser algo con lo que quedarse satisfechos ya que solo una pequeña minoría de empresas utilizan en su gestión diaria procesos digitales avanzados, como pueden ser un CRM o el ERP.

En cualquier caso, cabe destacar los siguientes datos respecto a la transformación digital en España:

  • Por sectores, cabe destacar que los más avanzados en los procesos de transformación digital son los de telecomunicaciones e Internet. Las empresas pertenecientes a estos sectores cuentan con una mayor madurez en el mundo digital y son las pioneras en la implementación de novedades tecnológicas en sus procesos productivos y de gestión.
  • El 38% de las empresas españolas cuenta con una estrategia establecida para la digitalización de la compañía. Es decir, la gran mayoría de empresas todavía no han creados sus estrategias digitales y esto es sin duda un palo en la rueda para las PYMES españolas en comparación con las PYMES de países europeos como Bélgica o Suecia.
  • Las cifras son especialmente alarmantes en los sectores de la industria y de las empresas de infraestructuras, pues tan solo un 10% y un 15% respectivamente cuentan con una estrategia digital establecida. Especialmente en el sector industrial es necesario una reconversión hacia la digitalización para no quedarse atrás respecto a otros sectores y respecto a la industria en otros países.
  • El mayor margen de crecimiento respecto a la realidad actual se da en los sectores del transporte y de la salud, ya que tienen capacidad para crecer hasta un 70% en su transformación digital hasta alcanzar la madurez.

Principales barreras de la transformación digital en España

Aunque son muchas las causas que pueden llegar a explicar las dificultades de la transformación digital en España, lo cierto es que las 3 principales barreras a las que se enfrenta son las que se muestran a continuación:

salto online ecommerce

Cultura empresarial

La cultura empresarial española es poco ágil y colaborativa, no se prima la formación de los empleados en competencias digitales y además no se fomenta el empoderamiento y la involucración de los trabajadores para aportar su granito de arena a la digitalización.

Falta de hoja de ruta

La mayoría de empresas carece de una hoja de ruta en la transformación digital, no cuentan con un presupuesto asignado para ella y además no suelen existir responsables directos para su implementación.

Poco uso canales digitales

Las empresas españolas no suelen tener como centro de su estrategia la escucha activa de sus clientes a través de canales digitales. Es necesario cambiar esta situación por un sistema en el que los clientes sean escuchados a través de canales digitales y en los que prime la conversación, la relación cercana con estos y lograr su vinculación emocional con la empresa.

Como se puede apreciar, la transformación digital en España cuenta con algunos datos que invitan a la esperanza pero la realidad es que la situación general es de un atraso en la implementación de nuevas tecnologías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.