Últimos avances tecnológicos en el mundo de la cirugía estética
Belleza

Los últimos avances tecnológicos que han llegado al mundo de la cirugía estética

La medicina y la cirugía estética son dos campos médicos que, en los últimos años, han conseguido un despunte increíble de sus productos y servicios, conquistando cada vez a más gente que busca verse guapa y joven. Con el avance innegable de la tecnología de su parte, el campo de la cirugía estética ha experimentado un aumento en la tendencia a realizarse este tipo de intervenciones, en muchas ocasiones, ligado a una nueva necesidad del público de sentirse bien consigo mismo y trabajar su autoestima.

Es cierto que hace un par de décadas la población general concebía la medicina estética como un artículo de lujo, accesible solo para las personas de clase social alta, ya que los tratamientos eran muy caros y conllevaban muchos gastos adicionales. Sin embargo, a día de hoy vemos como someterse a cualquier tipo de cirugía estética es una práctica que ha sido totalmente normalizada y que ahora mismo es mucho más asequible para todo tipo de bolsillos.

Somos conscientes de que el sector de la belleza, la medicina y la cirugía estética es un sector en alza, por lo que en el día de hoy hemos querido profundizar un poco más sobre cuáles han sido los últimos avances en llegar a este mercado. La llegada de la tecnología innovadora y la democratización de los servicios son solo algunas de las claves por las que, hoy en día, la medicina estética está en pleno auge.

La democratización de la medicina estética

Uno de los factores principales que ha puesto a la medicina estética en el centro de los servicios de belleza ha sido la democratización del servicio. Poco a poco, según aumentaba en las pasadas décadas el poder adquisitivo de las personas, la medicina estética se ha ido abriendo paso y consiguiendo cada vez más adeptos.

Y es que, en una sociedad preocupada por la imagen y el bienestar, estaba claro que la medicina estética debía ocupar un lugar protagonista. Al abrirse paso a nuevas secciones de la población, este sector ha visto cómo ha ido pudiendo democratizar sus precios y ofrecer servicios y productos más baratos, adaptados a prácticamente todo tipo de bolsillos.

De este modo, también se ha ido normalizando el hecho de someterse a algún tipo de tratamiento o cirugía estética, opciones que antes eran tachadas de superficiales e innecesarias. Actualmente, cualquiera quiere sentirse a gusto con su propio cuerpo y, por ese motivo, los servicios de medicina estética son cada vez más comunes. En nuestra opinión, un cambio que debería haber llegado mucho antes, ya que cualquiera tiene derecho a corregir esas pequeñas imperfecciones de su cuerpo con las que no se encuentra satisfecho.

Las ventajas del uso de la tecnología 3D

Una de las innovaciones tecnológicas que más ha revolucionado el mundo de la medicina y la cirugía estética ha sido la tecnología 3D. Con la llegada de un sinfín de softwares y programas de este tipo, el sector ha visto dos grandes ventajas que han mejorado sustancialmente su aplicación en el mercado.

tecnologia 3D en tratamientos estéticos

Por una parte, este tipo de tecnologías 3D ayudan y facilitan muchísimo el trabajo del personal sanitario especializado, desde los doctores hasta los cirujanos y cualquier miembro del personal sanitario. Poder modelar en 3D justo aquello que los clientes buscan se ha vuelto un proceso esencial en cualquier tratamiento estético actual.

Por otra parte, esta tecnología también ha ayudado a mejorar la comprensión y la satisfacción de los clientes que se someten a este tipo de tratamientos. Antes de comenzar con todo el proceso, gracias a los programas de modelado 3D, los clientes pueden ver con muchísima exactitud cómo quedará su cuerpo después de la operación. En este tipo de programas se pueden incluir todo tipo de variables que mejorarán la comprensión de los clientes, ofreciéndoles información visual y real sobre cómo será la intervención, por qué fases pasarán en el postoperatorio y, finalmente, el resultado final. Sin ninguna duda, un avance increíble que ha ayudado a acercar la cirugía y la medicina estética a todo tipo de públicos.

Retoques estéticos sin cirugía

Otra de las grandes innovaciones que hemos vivido en este siglo respecto a la medicina estética son los retoques sin cirugía. Procedimientos en los que antes era totalmente obligatorio pasar por una cirugía, hoy en día se pueden realizar de manera ambulatoria, sin necesidad de anestesia general y, por supuesto, con muchísimos menos inconvenientes y molestias para los clientes.

Es el caso por ejemplo de las liposucciones sin cirugía. Este es un proceso que anteriormente era altamente costoso y con el que las personas debían someterse a una intervención bastante agresiva que ponía a todo su cuerpo en jaque. Sin embargo, a día de hoy podemos disfrutar sin ningún problema de una reducción de la grasa de todo nuestro cuerpo (incluso, reacondicionándola en nuestro mismo cuerpo) a través de un procedimiento sencillo y prácticamente sin molestias.

Otro de los ejemplos en los que la innovación tecnológica ha ayudado a mejorar el sector de la medicina estética es el de las rinoplastias. Esta intervención es bastante delicada y, anteriormente, obligaba a pasar a los pacientes por quirófano, a veces, en varias ocasiones. Hoy en día, aunque no se trata de una solución definitiva, podemos encontrar tratamientos de rinoremodelación gracias al uso de ácido hialurónico y otras sustancias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.