Diabetes Gestacional
Salud

¿Qué es la diabetes gestacional?

La diabetes gestacional es el nombre dado a la diabetes mellitus cuando se diagnostica por primera vez durante el embarazo. Afecta entre el 2 y el 14% de las mujeres embarazadas. En la diabetes gestacional, la mujer embarazada tiene un nivel de azúcar en la sangre inusualmente alto. A diferencia de otras formas de diabetes que duran toda la vida, la diabetes gestacional a menudo desaparece después del parto.

Entre otras cosas, la diabetes se desarrolla cuando tu cuerpo no puede producir suficiente insulina. La insulina es una hormona que se produce en el páncreas. Regula la cantidad de azúcar en la sangre de la que tu organismo obtiene energía y desactiva el exceso de azúcar que tu cuerpo no puede usar ni almacenar. Los cambios hormonales en tu embarazo podrían interferir con la producción de insulina, lo que llevaría a un aumento en los niveles de azúcar en la sangre.

¿Cuál es mi riesgo de diabetes gestacional?

El mayor riesgo es para aquellas mujeres embarazadas que han tenido diabetes gestacional en un embarazo anterior o que ya han dado a luz a uno o más niños sensiblemente grandes. Además, el grupo de riesgo incluye:

  • Mujeres con sobrepeso (índice de masa corporal superior a 27 )
  • Mujeres embarazadas de mayor edad (la probabilidad de contraer diabetes aumenta con la edad)
  • Mujeres cuyo hermano, hermana o padre tienen diabetes.

Diabetes en el Embarazo

¿Cómo sé si tengo diabetes gestacional?

La mayoría de las mujeres embarazadas son diagnosticadas con diabetes como parte de una prueba de estrés por azúcar. Algunas mujeres sienten sed extrema, pierden peso o están inusualmente cansadas.

¿Cómo afecta la diabetes a mi embarazo?

La mayoría de los bebés de madres con diabetes gestacional nacen sanos. También depende de cuán bien te cuides a ti misma. Si controlas tu diabetes cuidadosamente, ya estás haciendo lo mejor para el bienestar de tu bebé. Los principales problemas con los niveles altos de azúcar en la sangre que entran en el torrente sanguíneo de tu bebé a través de la placenta. Esto puede hacer que el bebé sea muy grande, lo que puede complicar el parto. En estos casos la probabilidad de practicar una cesárea aumenta.

A veces, los bebés de madres diabéticas desarrollan ictericia neonatal después del nacimiento. Pero esto se puede tratar bien y rápidamente. Si tu diabetes no es diagnosticada y tratada, tu hijo puede experimentar problemas de salud más adelante. Desafortunadamente, la diabetes también puede provocar un trastorno metabólico en tu bebé, que rara vez conduce a la muerte prematura del bebé. Por ello, es muy importante que controles bien la diabetes y sigas los consejos de tu médico. Esto aumenta la probabilidad de que tu bebé nazca saludablemente.

Como Afecta la Diebetes Gestacional

¿Cómo se trata la diabetes gestacional?

Tu médico te aconsejará cómo reducir tu nivel de azúcar en la sangre. Este analizará tus hábitos alimenticios y te aconsejará sobre la mejor manera de cambiar tu dieta. Esencialmente, debes eliminar los alimentos azucarados de tu dieta y en su lugar recurrir a los alimentos integrales. Practica deportes, preferiblemente 30 minutos al día, os deportes recomendados para mujeres embarazadas ayudan a disminuir los niveles de azúcar en la sangre.

Solo alrededor del 20 por ciento de las mujeres embarazadas con diabetes están tan gravemente enfermas que no pueden controlarse con dieta o ejercicio. Luego, tu médico te recetará inyecciones de insulina, que puedes administrar de acuerdo con las instrucciones. Independientemente de qué tan grave sea la diabetes, se te considera una embarazada de alto riesgo, lo que significa que tendrás chequeos y ecografías con mayor frecuencia.

Tratamiento Diabetes Gestacional

¿Se mantendrá la diabetes después del nacimiento?

Unos tres meses después del nacimiento se llevará a cabo una prueba de tolerancia a la glucosa. Es muy probable que tu azúcar en la sangre se devuelva a tus niveles normales. Sin embargo, para las mujeres que tenían una diabetes del embarazo más grave, tienen un mayor riesgo de padecer diabetes a lo largo de sus vidas. Por lo tanto, se recomienda una prueba de tolerancia al azúcar cada dos años después del parto.

También te puede interesar nuestro artículo sobre la menopausa precoz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.